DOS ESFERAS

DOS ESFERAS
  • ¿Los _____ van al infierno?
  • ¿Alguien está perdido si no entiende X doctrina?
  • ¿Qué Dios va a hacer en cuanto a….?”

A menudo oímos este tipo de pregunta y algunos son muy rápidos para opinar.

  • “Sí, van al infierno.”
  • “Sí, tienen que entender X doctrina perfectamente o si no, se pierden.”
  • O, “No importa lo que crean. Dios los va a enviar al cielo.”

Y así condenan o justifican como si fueran Dios.

Una clave para evitar este error es reconocer que hay dos esferas con respecto a estas cuestiones: (1) la de Dios y (2) la nuestra. A Dios y a Dios solamente pertenece el derecho de juzgar el destino final de otros (Rom. 14:10,11; 1 Cor. 4:5; Santiago 4:12; Judas 9, etc. ) y otras cuestiones profundas que nos llaman la atención (Deut. 29:29).

Pero, algunos preguntan, “¿no podemos juzgar que los que no obedecen van al infierno?” Aunque los discípulos del Señor son caracterizados por la obediencia, ¿quién lo hace perfectamente? Algunos no obedecen perfectamente por falta de madurez o de oportunidad, y según las escrituras, muchas veces Dios ha extendido su misericordia a personas de esta categoría. A nosotros no nos toca juzgar el destino final de otros porque no sabemos hasta dónde Dios extiende su misericordia.

La esfera de Dios

  • ¿Quién va a ir al infierno?
  • ¿Quiénes de los equivocados recibirán misericordia?
  • ¿Cómo contesta Dios a nuestras oraciones?
  • ¿Qué va a pasar a los que nunca oyen el evangelio?
  • ¿Cuándo exactamente Dios hizo el universo?
  • ¿Qué exactamente hará Dios con tal o cual situación en el mundo?

La esfera del hombre

  • Buscar a Dios y obedecerle (Heb. 11:6)
  • Estudiar la palabra (Hechos 17:11)
  • Adorar a Dios con fervor, humildad y sin presunción (Heb. 12:28)
  • Orar (1 Tes. 5:17)
  • Corregir con amor a los errados (Gal. 6:1)
  • Reflejar el amor de Dios en su vida (Ef. 5:1,2)

Conclusión

El hombre siempre se mete en problemas cuando se atreve a entrar en la esfera de Dios, pronunciando sentencia en contra a otros o especulando en cuanto a lo que no sabe. Seamos más respetuosos y no entremos en la esfera que pertenece solamente a Dios.

 

 

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This