¿CUÁNDO COMENZARON A ENSEÑAR QUE EL BAUTISMO NO ES PARA PERDÓN DE PECADOS?

¿CUÁNDO COMENZARON A ENSEÑAR QUE EL BAUTISMO NO ES PARA PERDÓN DE PECADOS?

La Biblia enseña que sí es para perdón de pecados.

* Hechos 2:38 – Pedro le dijo a la gente en el día de Pentecostés – Arrepiéntanse y sean bautizados cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados,

1 Pedro 3:21 – Después de hablar del diluvio de Noé, Pedro dijo, ”Y correspondiendo a esto, el bautismo ahora los salva a ustedes”.

Y así enseñaron todos, o casi todos, los estudiantes de la Biblia durante 1,500 años. ¿Quién fue el primero para cambiar y decir que el bautismo no es necesario para el perdón de pecados, o sea, para la salvación?

El crédito o la culpa, dependiendo de su perspectiva, normalmente se atribuye al reformador suiza, Ulrico Zuinglio (o, Zwinglio) que murió en el año 1531. Dijo Zuinglio, “El bautismo en agua no puede contribuir de ninguna manera al lavado del pecado.”

Pero Hechos 22:16 dice exactamente lo opuesto a Zuinglio. Allí a Saulo de Tarso le fue dicho, ”Y ahora, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados invocando Su nombre”.

Dijo Zuinglio, “En este asunto del bautismo – si se me puede perdonar por decirlo – sólo puedo concluir que todos los doctores (o sea, maestros) se han equivocado desde la época de los apóstoles… Todos los doctores (maestros) han atribuido al agua un poder que no tiene y que los apóstoles no enseñaron”.

Creo que al cambiar una doctrina que él admitió haber existido hace 1500 años, Zuinglio, estaba reaccionando en forma exagerada al concepto del romanismo que el bautismo era un sacramento de la iglesia y que por medio de él, la iglesia confería la salvación en la gente como si hubiera algo mágico en el agua.

Pero Pedro dijo que el bautismo salva no porque sea un sacramento ni porque el agua en sí misma tuviera poder, sino porque es “una petición a Dios de una buena conciencia, mediante la resurrección de Jesucristo”. (1 Pedro 3:21)

Al fin y al cabo, Zuinglio sobrerreaccionó a algunos conceptos erróneos del bautismo del catolicismo romano.

Desgraciadamente la mayor parte del mundo evangélico ha seguido la sobrerreacción de Zuinglio, abandonando lo que era aceptado como la verdad durante 1,500 años – que el bautismo no es un mero símbolo, sino es como dijo Pedro, “para perdón de pecados”, “una petición a Dios de una buena conciencia”.

No volvamos a Zuinglio para nuestras enseñanzas sobre el bautismo. Volvamos a los apóstoles inspirados de Cristo y sus escritos en el Nuevo Testamento. El bautismo es para perdón de pecados.

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This