¿HAY QUE ELEGIR ENTRE LIBERALES Y CONSERVADORES?

¿HAY QUE ELEGIR ENTRE LIBERALES Y CONSERVADORES?

 

Una  pregunta que alguien me hizo

Jesús transcendió aquellas disputas y si somos seguidores de él trataremos de hacer lo mismo con las que aparecen hoy.

Por supuesto, no creo en la maquinaría sectaria que ha llegado a dominar a muchas iglesias en muchas partes y he enseñado en contra de ella, pero tampoco quiero que mi oposición a estas muestras sectarias defina mi espiritualidad. No quiero ser definido espiritualmente como «anti» (aunque sin duda algunos me tildan así) sino sencillamente como seguidor de Cristo.

 

* La pornografía es un asesinato desde el corazón. ¿Es demasiado fuerte esta declaración? ¿O, es preciso que usemos este tipo de lenguaje para despertarnos a la injusticia dormida en la cual vivimos? Quizás si nuestros ojos pudieran penetrar la bruma de humo de nuestra “sociedad pornificada,” podríamos ver la mano lenta pero segura de la muerte alrededor de nosotros.

El reducir al ser humano a un instrumento que existe solamente para nuestro placer es desear en nuestros corazones que no existieran como personas. Si creemos que los seres humanos pueden ser reemplazados por los robots sexuales o por la pornografía de la realidad virtual, ¿precisamente de qué sirven esos? Las personas son centros independientes de agencia con sus propias voluntades y mentes que razonan. No pueden ser negociados como tarjetas de béisbol en la base de traer una más placer sexual que otra. Hacer esto viola la naturaleza de su humanidad. Por tanto repito, la pornografía es un tipo de asesinato dentro del corazón. (Del Facebook)

 

* El señalar correctamente los errores de otros, no automáticamente hace que uno esté bien con Dios.

 

* El bautismo es la propiedad intelectual de Dios. No podemos hacer ingeniería inversa en él ni modificarlo para conformarlo a nuestros deseos ni a nuestro esquema teológico. (Mike Wilson)

 

* “Cuando ella estaba con nosotros, era más fácil ser bueno” – epitafio en un memorial a una joven de 18 años en un cementerio de una iglesia en Edinburgh.

He conocido a muchos como ella, aun a los que tienen 18 años. ¿Y usted ha conocido a personas de este tipo? De más importancia, ¿Soy yo de esta clase?

 

 

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.