SER COMO LAS NACIONES

SER COMO LAS NACIONES

EL QUERER SER COMO LAS DEMÁS NACIONES

Hay dos dichos en inglés que se traducen literalmente así:
* «La grama del vecino se ve más verde al otro lado de la cerca».
* «Fulano está tratando de estar a la par con su vecino».

LA SITUACIÓN EN ISRAEL

Los dichos traen a la memoria la situación de Israel en 1ra Sam. 8:1-22. Cuando Samuel envejeció, ellos consideraron que era mejor un cambio de gobierno, pues aun sus hijos no andaban bien en sus deberes para con Dios (vs. 3).
¿Pero acaso no podía Dios hacer la decisión de quién gobernaría después de Samuel? Hasta allí ellos habían estado bajo la protección y dirección de El.
Dios quiso hacer de ellos un pueblo santo y especial para El (Deut. 7:6), para que ellos fueran un reino de sacerdotes y nación santa (Ex. 19:5). Ellos no entendieron el significado de la relación que Dios quería tener con ellos , sino que fueron obstinados en sus demandas por un rey como las demás naciones.
Podemos ver que esto no agradó a Samuel y mucho menos a Dios. Aunque Dios les anticipó los problemas que tendrían con su nuevo rey, no quisieron oír.
¿Qué rey en este mundo se podría comparar con Dios? (I Sam. 12:12) Pero, a los israelitas, les gustó más la forma de gobierno mundano, pagano e idólatra de las naciones vecinas. Aunque Dios había diseñado un plan de gobierno y adoración para su pueblo, ellos querían la gloria y la pompa que va acompañada con los gobiernos terrenales.

APLICACIÓN PARA EL PUEBLO DE DIOS HOY

Al venir Cristo al mundo, vino con una misión, un plan de salvacion, culto y adoración, un patrón divino para llevar a cabo el trabajo, la administración y organización de las congregaciones que pertenecen a El.
Pero muchos, no contentos con el plan de Cristo para la iglesia, quieren hacer como los israelitas en el tiempo de Samuel. Están poniendo los ojos en las demás naciones, o sea, en otros grupos, en sus proyectos y actividades sociales. Por esta razón comenzamos a ver concilios «Iglesia de Cristo», institutos «Iglesia de Cristo», oficiales y líderes «Iglesia de Cristo» y reuniones oficiales «Iglesia de Cristo» como el «Encuentro Iberoamericano de Líderes». Todas estas prácticas no vienen por el estudio de la Biblia, sino por mirar «más allá de la cerca» a las «naciones vecinas» (las sectas) y querer copiar sus prácticas.
Pablo dijo en I Corintios 10:11 que las historias del Antiguo Testamento están escritas para nuestra enseñanza. Cristo dijo que toda planta que no planta el Padre será desarraigada (Mateo 15:13). Todo lo que no está dentro de la esfera del plan de Cristo será deshecho.
Ya podemos ver la respuesta de muchos, «en tu nombre hicimos esto y en tu nombre hicimos aquello» y ya podemos ver la respuesta que el Señor va a dar en aquel día, «nunca los conocí, apartaos de mi». Debemos recordar a Eva (Gen. 1:6). Fue para Eva más atractivo y codiciable lo que estaba más allá de la cerca y como resultado le llevó al fracaso.

CONCLUSIÓN

Pongamos la mirada en Cristo nuestro Rey (Col. 3:2-4). No mirar lo que otros hacen sino estar seguro que lo que hacemos tiene la aprobación de Dios. No pongamos los ojos en las demás naciones pues tenemos un Rey verdadero y único que quiere una nación santa de reyes y sacerdotes en una relación especial para llevar a cabo la obra que Cristo nos encomendó. (Por Miguel Rosario)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This