Nuevo! La Preocupación

Nuevo! La Preocupación

De «Creced» 2/2010

¿Qué cosas le han estado preocupando a usted últimamente? Un día preocupado por problemas familiares, problemas en la iglesia y problemas en mi trabajo, se acercó el hermano que me enseñaba las escrituras y me dijo, “Usted parece muy preocupado”. Pedro dice, “Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes” (1 Pedro 5:7 NVI).

Preocuparse demasiado por algo, no hace ningún bien, mire lo que va a pasar: (1) Va a dañar su salud, (2) Va a permitir que el objeto de su preocupación esté siempre en su pensamiento, (3) Va a afectar su relación con los demás (Mateo 6:25-34).

Tenemos que buscar primeramente el reino de Dios. Tenemos que buscar la ayuda de Dios. No permita que su afán por los problemas de mañana, afecten su relación con Dios hoy (Filipenses 4:6,7).

Motivos para no estar preocupado

1. El Dios que da la vida, puede encargarse de sus preocupaciones.
2. Demasiada preocupación es innecesaria. Cada día traerá su propio afán.
3. Demasiada preocupación es dañina.
4. Dios no se olvida de los que dependen de Él.
5. El preocuparse demasiado por algo demuestra falta de fe.
6. Hay metas que el Señor quiere alcancemos y las preocupaciones por las cosas de este mundo nos las impedirán.

Si entre los lectores hay alguien con deseo de ponerse en las manos del Señor, hágalo hoy (Mateo 11:28-30). El descanso que Jesús promete es paz con Dios y consigo mismo.
Por Luis Segovia

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This