NOE

NOE

Grandes Lecciones del Antiguo Testamento

De «Creced» 6/01

El relato sobre los acontecimientos durante la vida de Noé se encuentran en el libro de Génesis 6:11-17; 7:11.
Según la arqueología se han encontrado capas de barro de varios metros de espesor en algunos lugares que datan de miles de años antes de Cristo. Hubo en algún tiempo una inundación de grandes proporciones. Tradiciones de grandes inundaciones y cambios climatológicos se encuentran en todas partes.

Algo que llama la atención en la narración del Génesis y entre los hombres de ese tiempo es la historia de Noé. Noé fue un hombre ejemplar. Nada se sabe de sus primeros años. Por Génesis sabemos su padre era Lamec y su abuelo Matusalén.

Noé vivió en una época cuando los hombres se habían depravado completamente (Gen. 6:5,6). Halló gracia, o el favor de Dios (Gen. 6:2). Fue un hombre de una conducta intachable (Gen. 6:9). Fue un predicador (2 Pedro 2:11). Por ser un hombre integro, Dios le reveló su plan de destrucción (Gen. 6:12,13).

Bajo la dirección de Dios construyó un «arca», cajón alargado de madera con capacidad para llevar muchos animales. No sabemos las dimensiones del arca por desconocer exactamente la medida de un codo. Algunos estiman algunos 150 metros de longitud, 25 metros de anchura y 15 metros de altura (Gen. 6:15).

¿Qué garantizó a Noé lo por venir? ¡la fe!

Quizás Noé fue blanco de muchas burlas, más por su fe en Dios hizo lo que le fue mandado.

APLICACIONES

* ¿Cómo está viviendo la gente hoy? Todos sabemos.
* El Señor ha revelado la destrucción que habrá de suceder (II Ped. 3:7).
* ¿Cuántos escaparan a los juicios de Dios?

Dice Pablo, «Vosotros no estáis en tinieblas para que aquel día os sorprenda».

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This