Sentimientos Encontrados

Sentimientos Encontrados

Comentarios sobre escritos de amados hermanos “institucionalistas.”
Creced 10/2011

Tengo en mis manos la revista de “World Radio” (Radio Mundial), “un ministerio evangelístico de las iglesias de Cristo.” Es una organización sostenida por algunas iglesias de Cristo a través de la Iglesia de Cristo de White’s Ferry Road en Monroe, Louisiana la cual es una iglesia patrocinadora. O sea, los ancianos de esta congregación reciben donativos de otras y de individuos para pagar programas radiales en varias partes del mundo.

Lo bueno –La revista da noticias de bautismos en varias partes del mundo. Me gocé especialmente al ver que han llegado a tener contactos interesados en el evangelio en países como Cambodia, Gambia y otros lugares dónde no se ha podido predicar mucho el evangelio.

Lo que preocupa – Organizaciones como World Radio (Radio Mundial) son paralelas a las sociedades misioneras de la Iglesia Cristiana de hace 125-150 años. Aunque estas hicieron muchas buenas obras, eran maquinaría sectaria y representaban el desarrollo sectario que resultó en la secta liberal, Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo. O sea, a corto plazo estas organizaciones hacen buenas obras pero a largo plazo, como maquinaría sectaria hacen acelerar conceptos sectarios y la formación de una denominación.

Un ejemplo– La revista reportó de un nuevo cristiano en el país de Togo que había salido de una secta y luego había sido perseguido por la organización nacional de la secta. Al leer esta historia uno piensa, “qué mala que las sectas tienen este tipo de organización la cual a veces persigue a los fieles.”

Pero luego, la revista da noticias de la confraternidad nacional de la Iglesia de Cristo de Guatemala organizada cada año sin duda por la organización nacional de la “Iglesia de Cristo” de aquel país. ¿Por qué es malo que las sectas tengan organizaciones nacionales, porqué éstas no se encuentran en la Biblia, pero es bueno que las iglesias de Cristo las tengan? Es una pregunta que nuestros amados hermanos institucionalistas no pueden contestar fácilmente.

Sí, uno tiene sentimientos encontrados al leer reportes de organizaciones como Radio Mundial. Aunque apreciamos los buenos motivos y la sinceridad de quienes las operan y reconocemos algunas buenas cosas que hacen, sabemos que representan conceptos sectarios de lo que es la iglesia del Señor. Que Dios nos dé sabiduría al enfrentar con amor la apostasía que está resultando en la formación de una denominación “Iglesia de Cristo.

“Sentimientos encontrados” desde una perspectiva personal
Mi padre, Sewell Hall, era el primer cristiano conocido que predicó el evangelio puro en el país de Ghana en el año 1958. En aquel tiempo vivíamos en el país de Nigeria y mi padre y otro predicador, Wendell Broom, fueron a Ghana para predicar a un contacto llamado J.O. Gaidoo. A mi papá le gusta hablar hasta hoy del hambre espiritual de J.O. Gaido y como obedeció el evangelio y comenzó a predicar a la gente de su pueblo y su región, así comenzando la obra conocida del Señor en aquel país africano.

Pero después de la partida de mi papá de Ghana, como suele pasar en muchas partes, llegaron hermanos institucionalistas de los Estados Unidos con su dinero, sus institutos y otras muestras del sectarismo. A lo largo formaron su organización nacional con su personería jurídica nacional, oficiales nacionales, confraternidades nacionales, etcétera.

Hace pocos años mi papá recibió un certificado de agradecimiento de la organización nacional de la Iglesia de Cristo en Ghana agradeciéndole por haber sido el primero en predicar el evangelio allí. Aunque mi papá apreció el gesto, lamentó que existiera tal cosa como organización nacional de la Iglesia de Cristo en Ghana para enviarle el certificado. Dijo a su amigo, Wendell Broom, “Temo que lo que comenzamos allí fue sencillamente otra secta más.”

No creo que mi padre deba sentirse tan pesimista en cuanto a los acontecimientos en Ghana. No cabe duda que a pesar del desarrollo sectario en aquel país hay almas que se han salvado, y he oído noticias de algunos hermanos en aquel país que están comenzando a tratar de “restaurar” la restauración extraviada. Aun así, podemos entender sus sentimientos encontrados.

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This