¿Cómo tratar a los niños pequeños en las reuniones?

¿Cómo tratar a los niños pequeños en las reuniones?

Es importante llevar a los niños a las reuniones de la iglesia para que aprendan a orar, cantar y alabar a Dios. No obstante, pueden ser muy difíciles porque son inquietos por naturaleza. A continuación damos algunas sugerencias que pueden ayudar a los padres:

1. Antes de salir para la reunión de la iglesia, díganles que van a adorar a Dios y que es esencial que se queden en el asiento y que no molesten a los otros que están adorando a Dios.

2. No dejen que salgan de sus asientos para correr en los pasillos.

3. Si su familia tiene niños pequeños que tienden a llamar la atención de otros, siéntense en las últimas bancas o en la parte atrás del local. Los niños molestan menos si están atrás.

4. Si un niño pequeño comienza a llorar o gritar en medio de la reunión, sáquele inmediatamente del lugar de reunión. No deje que siga llorando y molestando a los que quieren enfocarse en Dios y en su palabra.

5. Cuando tiene que sacar a un niño de más de un año del local por interrumpir a los hermanos en el servicio de adoración, no deje de castigarle con una varita como manda Proverbios 13:24 y Proverbios 29:15. Deben aprender desde temprano que el perturbar la reunión lleva consecuencias desagradables.

6. Lleve papel y un lápiz (o bolígrafo, crayolas, etc.) y pida al niño pequeño que dibuje algo que le viene a la mente al escuchar el mensaje. Los niños que han aprendido a escribir pueden apuntar los textos bíblicos o tomar notas.

7. Si escuchan bien, si toman buenas notas, si saludan cariñosamente a los hermanos, ¡alábales! Deben saber que somos felices cuando se portan bien.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This