OCHO PASOS HISTÓRICOS DE APOSTASÍA

OCHO PASOS HISTÓRICOS DE APOSTASÍA

De Creced 10/96

Quizás el desarrollo del pueblo de Dios en una secta se puede ver en una serie de pasos. Estos pasos se vieron en el segundo siglo cuando comenzó a desarrollarse la iglesia romana, en el siglo pasado (con el desarrollo de la «Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo») y también hoy.

Estos cambios siempre ocurren gradualmente y son acompañados con buenos motivos. Por tanto, muchos no se dan cuenta que la iglesia del Señor (el grupo de cristianos no sectarios) está convirtiéndose en una secta (una alianza de iglesias con sus institutos, conferencias, tradiciones y oficiales).

Los primeros dos pasos no son pecaminosos en sí pero casi siempre acompañan apostasía.

(1) Una etapa de prosperidad (Deut. 8:11-14)

(2) Cristianos de la segunda y tercera generación. (Josué 2:10-23)

(3) Menos cuidado con el tener autoridad por las prácticas.

(4) El comenzar a ver la iglesia universal (o nacional) como una alianza y confederación de iglesias locales en vez del grupo de individuos salvos.

(5) El identificar las creencias con las tradiciones de esta alianza o confederación más que Jesucristo. Se comienza a decir, «la doctrina de la Iglesia es…», «La Iglesia enseña…» etc. en vez de decir «la doctrina de Cristo es…» ,»Cristo enseña…» etc.

(6) El querer que la alianza, se organice en forma nacional o regional para hacer varios proyectos. Siempre hay buenos motivos detrás de los proyectos, pero no hay nada en la Biblia de organizaciones regionales o nacionales de iglesias.

(7) El querer que la alianza compita con las sectas con escuelas, institutos etc. Dicen, «la Iglesia Bautista tiene buenas escuelas, buenas librerías, escuelas, etc. La Iglesia de Cristo debe tener estas cosas». Recuerde que al decir «Iglesia de Cristo», ya no tienen en mente el grupo de todos los salvos (pues todos los salvos no pueden tener escuelas, librerías, revistas, etc.) sino una alianza de iglesias.

(8) A través de los años, el control de la alianza gradualmente llega a estar en las manos de los que controlan los institutos y proyectos de la alianza. Hay conferencias nacionales y regionales con agendas regionales, oficiales (presidente, vice presidente, secretarios, etc.).

Al llegar a esta etapa, ya no estamos hablando de un grupo de cristianos no sectarios como hay en la Biblia, sino de lo que todos los sociólogos religiosos llamarían una secta. La transformación ya es completa aunque haya costado cien años y más en su desarrollo completo.

Que Dios nos ayude a tener cuidado para que la historia no se repita. Sigamos sirviendo a Cristo tal como El ha autorizado: sin sedes centrales, organizaciones nacionales y regionales, institutos oficiales y otras muestras del sectarismo.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This