¡NUNCA SE INSCRIBIÓ!

¡NUNCA SE INSCRIBIÓ!

Buen «soldado» …. pero…

La siguiente noticia salió en algunos periódicos en los Estados Unidos durante la guerra en Vietnam:

«Un vocero para el ejercito dijo el viernes que Walter Les Martin, un joven de 15 años, no se reconoce como soldado aunque sirvió dos veces en Vietnam, porque no se inscribió, no fue destacado ni entró en el ejército por los medios normales.
‘Nunca estuvo dentro del ejército, no se inscribió oficialmente’, dijo Barrante. ‘De hecho, no fue soldado y no es soldado'».

El joven pasó dos años en Vietnam y fue herido dos veces pero no recibirá ninguna medalla, ninguna alta con honor ni ningunos beneficios de excombatientes. ¡No se inscribió oficialmente!

PERSONAS QUE HOY DIA NO SE INSCRIBEN

Esta historia me trae a la mente a muchos que piensan ser soldados de Dios. Sacrifican mucho para resistir la tentaciones de la carne y vivir vidas puras. Asisten fielmente las reuniones de sus iglesias, dan a otros con liberalidad y están listos para hacer muchas buenas obras. Muchas veces hacen bien, ¡pero nunca se han inscrito oficialmente!
El «Capitán de nuestra salvación» nos dice como inscribirse.
* «El que creyere y fuere bautizado será salvo». (Marcos 16:16)
* «Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo». (Hechos 2:38)
* «Somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva» (Romanos 6:4).
Las instrucciones son sencillas: Los que llegan a creer en Cristo por oír la palabra (Rom. 10:17) ¡deben arrepentirse y bautizarse (ser sumergidos, «sepultados», en agua) para perdón de sus pecados!
Lamentablemente, muchos no hacen caso a estas instrucciones sencillas. Quieren estar en el ejército sin inscribirse como manda el Capitán. Si se bautizan, lo hacen conforme a los hombres y no conforme al Capitán. (Se bautizan como niños sin capacidad para creer o arrepentirse, o se bautizan no «para perdón de pecados» sino para «testimonio público».)
¡Que triste que muchos, como el joven que fue a Vietnam, van a hacer muchas buenas obras y pensar ser buenos soldados, pero no van a recibir los beneficios de excombatientes en el cielo porque nunca se inscribieron!
¿Usted se ha inscrito en el ejército del Señor como El manda? Si usted cree en el y quiere arrepentirse de sus pecados la siguiente pregunta bíblica es para usted: ¿»por qué te detienes? levántate y bautizate y lava tus pecados, invocando su nombre» (Hechos 22:16) Si usted está dispuesto a arrepentirse, póngase en contacto con nosotros y haremos todo lo posible para ayudarle a ser bautizado y lavar sus pecados. Así usted puede aceptar la gracia de Dios e inscribirse en Su ejército. (Adaptado de un artículo por Sewell Hall)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This