LA IMPROBABILIDAD DEL CRISTIANISMO

LA IMPROBABILIDAD DEL CRISTIANISMO

 

¿Por qué alguien querría creer eso?

El cristianismo ocupa un lugar distinto en el salón de la religión humana por varias razones. Quizás el propósito principal que lo destaca tan claramente se debe a lo poco probable que haya sido su concepción. Comenzó entre los judíos del siglo primero, que esperaban a un Mesías que se convirtiera en su rey, los liberara del dominio romano y llevará a la nación a una posición dominante en el mundo. Sin embargo, era de su cultura que nació un nuevo mensaje: el Mesías es un rey espiritual que lleva a su pueblo a conquistar enemigos espirituales y a liberarse del dominio espiritual del pecado. En vez de derrotar al imperio romano, el Mesías se dejó morir por las propias manos de él. ¿Por qué alguien querría creer eso?

Esta misma fe irritaba tanto a los gobernantes en ese tiempo que aquellos que optaron por profesarla a menudo enfrentaban la muerte. La comunidad judía apedreó a quienes afirmaban que era verdad; los romanos a menudo ejecutaban a quienes no participaban en su religión estatal. Durante los primeros 300 años de su existencia, ser cristiano, al afirmar esta “loca historia” de que Dios se hizo hombre, fue asesinado y resucitó de entre los muertos, significaba el vivir muy consciente del hecho de que podría morir de una muerte extremadamente horrible. ¿Por qué alguien querría creer eso?

A pesar de quienes afirman que la religión fue creada para ganar poder, a los primeros cristianos se les enseñó a someterse al gobierno que mataba a sus hermanos (Romanos 13), orar por los líderes que los querían muertos (1 Timoteo 2:2), y a tratar de vivir en paz con todos los hombres, orando incluso por sus propios enemigos (Mateo 5:44). Convertirse en cristiano significaba renunciar a casi cualquier posibilidad de ganar poder. ¿Por qué alguien querría creer eso?

Sin embargo, a pesar de toda esta improbabilidad, el cristianismo no sólo fue concebido sino que floreció. ¿Cómo es que en el mundo antiguo pudo este “mensaje loco” de un Dios-hombre viniendo a la tierra por la razón principal de ser torturado hasta la muerte, llegar a formarse en primer lugar?

La respuesta está en la resurrección. Lo que realmente distingue al cristianismo del resto de las religiones de la humanidad es que se basa en un evento singular. Establece que la resurrección es verdadera, y demuestra que la religión es verdadera. Si fuera posible contradecir este evento, sería una refutación de la teoría de la conspiración más grande que haya hecho el hombre. Sin embargo, por alguna razón, no importa cuán improbable hubiera sido, las personas en estas comunidades antiguas pensaban que la evidencia de la resurrección era tan poderosa que estaban dispuestas a arriesgar sus por creer lo (casi) imposible.

Hoy, la prueba sigue siendo la misma. La tumba de Jesús quedó vacía, y su cuerpo desapareció; si no fuera así, la religión nunca podría haberse florecido. Si usted no ha considerado realmente la cuestión de esa tumba vacía, tal vez sea hora de que lo haga. Estas personas antiguas ( aunque parecían poco probables las afirmaciones) pensaban que la evidencia era lo suficientemente poderosa como para arriesgar sus vidas, aunque las afirmaciones parecían poco probables. Si usted no puede demostrar que estaban equivocados, le conviene aceptar el mismo testimonio que les dio esperanza y propósito a ellos. (Por Zain Charkawi, un fiel cristiano de raza árabe)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This