EL VERDADERO ARREPENTIMIENTO

EL VERDADERO ARREPENTIMIENTO

De «Creced» 12/2012

En el año 1989 un jugador de baloncesto para la Universidad de Michigan llamado Rumeal Robinson fue a la línea de tiros libres en un momento crítico del partido con la Universidad de Wisconsin. Su equipo estaba perdiendo por un punto y quedaban solamente unos pocos segundos antes de la chicharra final. Si él pudiera hacer los dos tiros, Michigan iba a ganar. Pero Robinson falló las dos veces y así su equipo perdió.

Robinson se sintió mal, pero no estuvo conforme con pedir el perdón de sus compañeros de equipo. Determinó mejorarse. Cada día después de la práctica de su equipo, hacía 100 tiros libres para mejorar su forma.

Aquel año la Universidad de Michigan logró llegar a los finales nacionales en contra de la Universidad de Seton Hall y Rumeal Robinson se encontró en la misma situación en la cual había fallado meses atrás. Tres segundos antes del fin del partido y con su equipo un punto detrás de «los Piratas» de Seton Hall, alguien le hizo una falta personal y fue otra vez a la línea del tiro libre para dos tiros.

Tiró la primera vez – ¡Encesta!

Tiró la segunda vez – ¡Encesta!

¡Así la Universidad de Michigan ganó el campeonato del año 1989!

Aplicación

Nos sentimos mal cuando pecamos. Pero si en verdad nos arrepentimos, no estaremos conformes con solo sentirnos tristes por el pecado, sino que también daremos los pasos concretos para evitar la repetición del mismo. Tal vez signifique el no asociarnos con ciertos individuos, el botar una computadora u otro aparato que haya sido roca de tropiezo, el buscar a un compañero de confianza con quién podemos orar al ser tentados, el hablar con algún individuo con quién hayamos tenido problemas, el determinar orar en ciertas situaciones o lo que sea. Así nuestra tristeza no será de muerte, sino la de Dios la cual produce el arrepentimiento para salvación (2 Cor. 7:10).

Recordemos el ejemplo de Rumeal Robinson. El verdadero arrepentimiento no es mero asunto de sentirse mal. ¡Es asunto de hacer!

(Relatado por Gilberto Guerrero, Historia de Rumeal Robinson de climbinghigher.org)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This