«Cantemos el himno, ‘Bendiciones'»

«Cantemos el himno, ‘Bendiciones'»

De «Creced» 12/05

Un evangelista ambulante dirigía la adoración en una colonia de leprosos y preguntó si alguien allí tenía un himno favorito que todos podían cantar. Al hacer la pregunta, una señora dio la vuelta y él vio en ella la cara más desfigurada que jamás había visto. La Señora no tenía orejas, ni labios tampoco nariz. Sin embargo, ella levantó una mano la cual no tenía dedos y preguntó, ¿Podemos cantar el himno “bendiciones”? (“Cuando combatido por la adversidad…”) El predicador comenzó el himno pero al llegar al coro, “bendiciones cuantas tienes ya,” no pudo terminarlo.

Al oír esta historia alguien le dijo al evangelista, “imagino que jamás vas a poder volver a cantar ese himno.” El respondió, “Sí, lo voy a volver a cantar, pero jamás de la misma manera en la cual lo cantaba anteriormente.”
(Rich Atchley)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This