Dos Perros, Dos Extremos

Dos Perros, Dos Extremos

De «Creced» 12/08

En cierto barrio hay dos perros, Fido y Rocky. Fido es cariñoso con todo el mundo y lo demuestra siempre al mover la cola con mucho vigor. Todos son sus amigos. Pero es tan amistoso que si llega un ladrón a su casa, le da la misma bienvenida amorosa al ladrón que a un amigo.

Rocky es lo opuesto. Siempre ladra por cualquier cosita que pase alrededor de él aunque no sea de gran importancia. Gruñe y muestra los dientes a todos los que se atrevan a acercarse a él. Rocky, igual que Fido, no sabe distinguir entre los amigos y los enemigos. Para Rocky, todos son enemigos.

¿No son algunos cristianos como Fido y otros como Rocky? Algunos, inclusive predicadores, les gustan todas las nuevas ideas que aparezcan. No saben distinguir entre lo bíblico y lo no bíblico, sino que todo les suena bien. Piensan ser muy buenos y amorosos, pero dejan entrar todo tipo de apostasía en el pueblo de Dios.

Otros encuentran falta con todo, sea bueno o malo y tienen fama de ser criticones. Tienen el concepto de ser mártires porque no son muy populares. Se engañan pensando ser los únicos fieles y que sufren por Cristo cuando la verdad es que sufren porque no saben aplicar los principios bíblicos de amor y paciencia.
Los dos tipos hacen daño en el reino. Para evitar sus errores es esencial ser astutos como serpientes para saber cuando hay verdadero peligro, pero también mansos como palomas para animar a los que quieren crecer en Cristo. Que Dios nos ayude.
(Idea de Batsell Baxter, abreviado y adaptado)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This