“Todos los dulces”

“Todos los dulces”

De «Creced» 2/06

El niño era el único en su barrio que tenía canicas. Una niña en el mismo barrio era la única que tenía una bolsa de dulces. Decidieron hacer un cambio el siguiente día. El acuerdo era que él le iba a dar todas sus canicas a ella y ella le iba a dar todos sus dulces a él. Sin embargo, la noche antes del cambio, el niño sacó la canica más bonita que tenía de la bolsa y la escondió debajo de su almohada.

El siguiente día hicieron el cambio pero aquella noche el niño no podía dormir, dando vueltas en la cama toda la noche. No fue su consciencia que le inquietaba, sino se preguntaba, “¿ella me habría dado en verdad todos sus dulces?” (Ilustración de Ravi Zacharias)

Aplicación

Muchos cristianos no quieren dar todo al Señor como Él manda (Mateo 10:34-39, Marcos 8:34,35) sino quieren quedarse con parte de su orgullo, su materialismo, sus preocupaciones mundanas y su egoísmo. Sin embargo, después de prometer dar todo a Dios, están intranquilos, siempre preguntándose si están recibiendo bastante de Dios y de los hermanos. Son cristianos débiles e inquietos y causan muchos problemas en sus familias y en las iglesias. ¡No se dan cuenta que las bendiciones de Dios y Su paz solamente son para aquellos que en verdad entregan todo a él!

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This