Una lección de una fábrica de queso

Una lección de una fábrica de queso

De «Creced» 4/2013

Aprendí una dura lección pero muy importante al trabajar en una fábrica de queso hace algunos años. Un compañero de trabajo dejó caer un cuchillo en el queso, pero no mencionó su error al supervisor. Fue despedido del trabajo, no por el accidente con el cuchillo, sino por no contarlo al supervisor. Y, ¿Por qué no lo mencionó? ¡Dijo que tenía miedo de perder su trabajo!

Como cristianos no debemos temer la confesión de pecados aunque signifique el perder estatus en la congregación o el prestigio si somos predicadores. ¡Debemos temer más el perder el alma al estar frente al Dios vivo en el juicio! Isaías dijo, «¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos!» (Isaías 6:5) Isaías temía estar en la presencia de Dios con sus pecados y así debemos sentirnos nosotros. Aprendamos el hábito de confesar nuestros pecados. «Si confesamos nuestros pecados, el es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.» (1 Juan 1:9) (Por German Ortiz)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué fue necesario que Cristo muriera?

¿Por qué fue necesario que Cristo muriera? Textos e ilustraciones (6 minutos) Why was it necessary for Christ to die? Texts and illustrations.

Posted by Gardner Hall on Tuesday, August 13, 2019

Nuestro Canal en YouTube

Momentito Bíblico

MomentitoBíblico.com

855-HAY-GOZO

(855-429-4696)

En Nueva York llame al 718-530-0306

Visitantes

Locations of visitors to this page
Share This