¿CÓMO ENFRENTAR EL PAGANISMO DEL SIGLO XXI?

¿CÓMO ENFRENTAR EL PAGANISMO DEL SIGLO XXI?

¡Debemos enfrentar el paganismo moderno como Cristo enfrentó el del primer siglo!

El paganismo de los griegos inundó el mundo conocido después de las conquistas de Alejandro Magno. Aunque producía muchos avances en la arquitectura y las artes, moralmente fue una catástrofe. La adoración de «dioses» del vino, del amor erótico, de la guerra, entre otros, produjo una decadencia moral desastrosa.

¿Cómo los judíos, responden a la invasión de la cultura pagana?

(1) Los saduceos (el compromiso). Los saduceos trataron de comprometerse con la cultura en la siguientes formas…

* Por adoptar costumbres griegas. Se vistieron como los griegos, nombraban a sus hijos con nombres griegos, tomaron sus ejercicios desnudos en los gimnasios como lo hicieron los griegos y en otras formas trataron de no ser diferentes de éstos.

* Por alegorizar el Antiguo Testamento. No querían rechazar completamente el Antiguo Testamento, pero tampoco querían tomar sus instrucciones en forma muy seria. Por tanto, decían que su significado era escondido y comenzaron a «alegorizar» sus historias. Dijeron «no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu» (Hechos 23:8) porque estos conceptos fueron ridiculizados por los griegos (Hechos 17:32) y los saduceos no querían aparecer como ignorantes frente a ellos.

(2) Los fariseos. Los fariseos respondieron a la cultura griega con fuerte oposición. Pero en su oposición cometieron grandes errores.

* Ligaron sus interpretaciones de la ley como si fuera la misma ley. En vez de enfocarse en Dios y en los preceptos de más peso: el amor, la misericordia y la fe (Mateo 23:23), se fijaron más en sus enemigos y en sus listas de interpretaciones.

* Confiaron en si mismos como justos (Mateo 18:8). No tomaron en cuenta la gracia y la misericordia de Dios.

* Menospreciaban a los otros (Mateo 18:8). Se sentían superiores y no querían demostrar misericordia con las personas que tenían como «chusma.»

Siempre hubo conflictos entre los saduceos y los fariseos pero ninguno de los dos comprendieron el mensaje de Dios.

(3) El camino de Jesucristo. Jesucristo no se juntó con ninguno de estos partidos religiosos y por tanto ellos se opusieron fuertemente a él.

* Jesús combatió el espíritu comprometedor de los saduceos, demostrando que sí hay resurrección de muertos (Mateo 22:27-33) y citando historias del Antiguo Testamento acerca de Adán y Eva, Noé, Jonás, etc. como historia verdadera y no como alegoría. (Una alegoríua es una representación simbólica de ideas abstractas, una ficción.)

* Pero quizás Jesús fue más fuerte aún al luchar en contra de los fariseos. Enseñó que puede haber santidad y separación de las prácticas carnales, sin la gazmoñería. Se juntó con los publicanos y los pecadores (Mateo 9:10) para mostrarles el amor, la misericordia de Dios y el camino verdadero de salvación. Les condenó a los fariseos por fijarse en sus listas de reglas y descuidarse de la justicia, la misericordia y la fe. (Mateo 23:23)

 

EL PAGANISMO EN NUESTRO SIGLO

Los dioses del paganismo moderno son el materialismo, el dinero y el placer. Por tanto, nuestra cultura está cayendo más y más en la decadencia moral. ¿Cómo enfrentar este nuevo paganismo?

Algunos, como los saduceos, buscan el compromiso con el mundo en su forma de hablar, vestirse y vivir. La mayor parte de las religiones populares y aun muchos que afirman ser de la iglesia del Señor están contaminados con el espíritu de compromiso. Aunque no quieren desechar la Biblia completamente, tratan de suavizar su mensaje en varias formas, diciendo que la única cosa que vale es el sentirse bien en su religión.

Otros responden como los fariseos, con listas de reglas y preguntas y un sin número de disputas acerca de cuáles deben ser las interpretaciones aceptadas del grupo. Dan poco énfasis a la justicia, la misericordia y la paz. No están en las calles y hogares con los pecadores, predicándoles la palabra de Cristo, porque los problemas que estas personas traen a la iglesia son muy complicados. Se sienten más cómodos disputando entre sí mismos.

Pero si queremos seguir a Cristo tenemos que evitar tanto el compromiso de los saduceos como la autosuficiencia del fariseísmo. Tenemos que hablar mucho de la santidad, pero a la vez tener paciencia con los pecadores al estar éstos contemplando a Cristo o comenzando a seguirle. Tenemos que hablar mucho de la importancia de tener cuidado con la autoridad de Cristo pero también de la misericordia de El. Si estamos en el camino de Cristo, tanto los saduceos y fariseos modernos nos van a tirar piedras. Pero, solamente en este verdadero camino hay verdadera victoria sobre el paganismo y otras fuerzas del mal. (idea de un sermón por Sewell Hall)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This