Andar con Dios

Andar con Dios

Intro.
A. Mi abuelo murió de cáncer en 1978. Mi papá pasó el último mes de su vida, cuidando a mi abuelo.
1, Pocos días antes de su muerte, mi papá habló de tener que ir a un pueblo como 20 kms de su casa para buscar una medicina.

  1. Mi abuelo dijo, «quiero acompañar a Sewell una vez más.»
  2. Trataron de persuadirle que no fuera. «tú eres muy enfermo.» Tenía nausea, vas a vomitar
  3. Mi abuelo quería ir.
  4. Mi papá dijo, «vamos» Tuvo que vomitar dos o tres veces, pero fue
  5. Cuando mi papá me contó la historia hace pocos meses, tuvo que luchar para no llorar
  6. ¿Por qué mi abuelo quería acompañar a mi papá?
    a. Siempre era agradable viajar con su hijo.
    b. Quizás recordaba la primera vez que mi papá como niñito caminaba
    c. cuando viajaban para predicar juntos en varios sitios.

B. Es agradable viajar con otras buenas personas

  1. Amo a todos mis hermanos en New Jersey, Pero me siento especialmente cerca a
    a. Beto, Willie, Sus padres, Esther, Marcos, Sonia, Rosa
    b. ¿Por qué? Siempre andamos juntos en el van

C. En particular, ¿por qué nos sentimos cerca a los que siempre viajan con nosotros? Tres razones

  1. Compartimos tiempo – nos reímos juntos, contamos chistes, comemos, hablamos de problemas
    a. Por más tiempo que se pasa juntos con otros, más le pegan a uno.
  2. Compartimos el mismo destino – Gente en avión
    a. Si es lugar de alegría – por ejemplo, Los muchachos en camino al campamento
    b. Para adorar a Dios –
    i. Los judíos tenían la costumbre de cantar al ir a Jerusalén
  3. Algunos de los salmos 122, 133 y otros son salmos que cantaron al caminar a Jerusalén.
  4. Tenemos el mismo propósito – servir a Dios, batallar el mal, apoyarnos mutuamente.

I. Dios quiere andar, caminar con usted
A. De algunos de los grandes en la Biblia, dice que caminaron con Dios.

  1. Enoc – Génesis 3:8
  2. Noé – Génesis 6:9

B. Otros caminaron con Dios

  1. Los apóstoles con Cristo, Dios en la carne
    a. Imaginen cómo habría sido
    b. En las películas, tratan de imaginar cómo El habría sido.
    c. Al lado del mar de Galilea, A Capernaum, al otro lado del lago, a Jerusalén para combatir los líderes religiosos.
    d. A veces riéndose, A veces charlando, A veces serios y hasta triste
    i. Tomás «vamos para que muramos con El» (Juan 11:16)
  2. Los dos discípulos en el camino a Emaús – Lucas 24:13-35
    a. Después de la muerte de Jesús – los discípulos tristes, dos de ellos comenzaron a caminar como 12
    kms.
    b. Un desconocido comenzó a caminar con ellos, les habló de las profecías acerca del Cristo, que iba a
    morir pero también iba a resucitarse.
    c. Al llegar a su destino, el desconocido oró por el pan y se dieron cuenta que no era ningún
    desconocido. ¡Era Jesús!
    d. Lucas 24:32 «Y se decían el uno al otro, ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino y cuando nos abría las escrituras?»

C. ¡Dios quiere caminar con usted!

  1. Quiere que se enardezca su corazón, al llegar a entender verdades de Su palabra.
    a. Al llegar a saber de dónde es usted? Adónde va
    b. Al comprender mejor el plan de Dios. Al saber Quién El es.
    c. No quiere que tenga una vida hueca y superficial, buscando los placeres del momento y luego muriendo sin propósito y sin esperanza.
  2. Quiere que tenga todas las bendiciones que viene a usted al caminar con El
    a. El Conocimiento – Del plan de Dios en cuanto al universo, el plan que tiene para mi vida.
    b. La Amistad –
    i. Cuando vivíamos en Argentina, no me gustaron los trámites y el papeleo. Tenía una fantasía de
    tener la amistad con el presidente del país para no tener que batallar tanto.
    ii. Podemos ser amigo de Uno mucho más allá del presidente de cualquier país.
    c. El honor – Imaginen una invitación a andar en la limosina del presidente
    d. El destino –
    i. Algunos caminan con los «coyotes». ¿Por qué son tan buenos? ¿amables? Una sola razón para
    llegar a un destino.
    ii. ¡Este país no es el cielo!
    iii. Al caminar con Dios, caminamos con el de más poder, más amor, el amigo más fiel, pero a un
    destino que no podemos imaginar. Lugar de Gloria, paz, gozo más allá de nuestra comprensión.

II. Algunas cosas que impiden que usted camine con Dios
A. El esconderse de El

  1. Dios quería caminar con Adán y Eva – Génesis 3:8
    a. ¿Por qué se escondieron y no quisieron caminar con Dios? Su pecado
  2. Así es el hombre hoy en día. Cuando hablamos de caminar con Dios, no le interesa
    a. No quiere buscar a Dios
    b. Si uno va para hablarle de Dios, se esconden – como lo hizo Eriberto en el Bronx.
  3. ¿Por qué se esconde?
    a. Quiere hacer lo que le dé las ganas, no quiere sujetarse a Dios, piensa estar autosuficiente sin Dios.
    b. Pierde grandes bendiciones – propósito, esperanza, paz, la salvación
    c. Corito «Mira la gente como caminan, buscando el gozo buscando la paz. Pero no buscan a Jesucristo ¡es Quién la tiene, es Quién la da!»
  4. ¿Y usted? ¿Se esconde de Dios?
    a. ¿Tiene miedo de caminar con El? No quiere sujetarse a El.
    b. No siga así, no pierda las bendiciones que El quiere que tenga.

B. El caminar delante de Dios – hacer cosas sin su apoyo, sin su autorización

  1. Ilustración
    a. Nos gustó sacar a nuestras hijas a caminar en las montañas. Rebecca siempre quería correr frente a nosotros. Beverly asustada. Tenía miedo de que fuera atacado por algún oso.
    b. Frente a nosotros Rebecca no pudo hablar con nosotros, gozarse de la naturaleza con nosotros.
    c. Lo más crítico fue el peligro.
  2. Así algunos dicen caminar con Dios, pero quieren correr frente a El. Hacer cosas sin su autorización.
    a. «Quiero alabar a Dios con este baile.» ¿Dios quiere el baile? ¿Dónde lo ha pedido?
    b. Alabemos a Dios – bailando, danzando, con conjuntos musicales
    c. En iglesias del Señor – «Vamos a alabar a Dios, dando palmadas con el ritmo de la música,»
    i. ¡Dios ha pedido que le alabemos con fruto de labios! (Hebreos 13:15)
  3. Es el espíritu de presumir. Decir, «Si a mi me gusta, Dios va a estar conforme.»
  4. Es correr delante de Dios.
  5. Los que corren delante de Dios tienen los mismos problemas que afectaron a Rebecca cuando corría delante de nosotros
    a. No pueden conocer en verdad a Dios y tener comunión con El, porque está corriendo delante de El.
    b. Hay peligro – No tienen la protección del Padre celestial.

C. El quedarse atrás

  1. Algunos critican a los sectarios y hermanos «liberales» por correr delante de Dios, ¿pero ellos?
  2. Un hermano que siempre criticaba a los liberales- daba nombres,
    a. Me criticaba a mi por tener paciencia con muchos que él tenía por «liberales.»
    b. Dijo, «Quiere ser popular»
  3. Pero cuando nos tocaba visitar a los enfermos, repartir tratados, orar juntos, ¡El no tenía tiempo!
  4. No es suficiente sentirnos bien al no correr delante de Cristo, ¡tenemos que caminar con El!
  5. ¿Qué usted ha hecho para llamar enfermos? ¿Para hablar con amigo del evangelio? ¿Animar a un joven?
    a. Caminar con Jesús significa acompañarle a hacer buenas obras. Si no las hace, no está con El.

III. ¿Cómo caminar en verdad con Dios?
A. Ir adónde está El. Dejar de esconderse

  1. Estar con Su pueblo – Donde está la gente de Dios, allí está El.
    a. Le felicito porque todos los que están aquí hoy han tomado este primer paso.
  2. Escuchar su palabra –
    a. Algunos tienen miedo de la Biblia – es grande, palabras como Nabucodonosor
    b. Podemos ayudarle – Su mensaje es entendible
    c. Una vez la semana, podemos leer con usted.
  3. Aprender a orar, hablar con El.

B. Al principio El le va a tener mucha paciencia.

  1. Me gusta ver a los niñitos al aprender a caminar
  2. Al principio – muy lentos, se caen mucho
  3. ¿Qué hacen los padres? Les esperan, les toma la mano.
  4. Así es con nosotros si caminamos con Dios – nos caemos, vamos lentos – El nos espera si le extendemos la mano.

C. A veces tenemos que dejar que nos lleve.

  1. Niñito pequeño, se cae mucho, no están llegando al destino
    a. El padre les toma en los brazos y los lleva –
    i. A veces los niños se quejan, «Yo quiero hacerlo solo.»
    ii. El padre dice, «aquí no.» Tengo que llevarte aquí
    b. Aun cuando son niños más grandes, se lastiman, el padre toma al niño o al joven en los brazos
  2. Tenemos que dejar que Dios nos lleve
    a. Grandes problemas en la vida, con hermanos, con la familia
    b. Decimos no podemos – Es verdad, no podemos
    c. Pero El nos lleva, nos da la fortaleza
  3. Con El llegaremos al destino, a la vida eterna.

Conclusión:
A. ¿Cómo usted camina en este mundo? ¿Cómo enfrenta a los enemigos que le rodean? El temor, los vicios, el
pecado?

  1. ¿Lo está tratando de hacer solo?
  2. ¡No puede!

B. Allí está Dios, le extiende la mano, dice «Camina conmigo»

  1. Mateo 11:28-30
  2. Hechos 22:16

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This