JESÚS LLAMANDO EN LA PUERTA

JESÚS LLAMANDO EN LA PUERTA

Intro.
A. No es cortés negar abrir la puerta
1. Como jóven, yo vendía periódicos y cada mes me tocaba ir a la casa de mis «clientes» para cobrar. A veces al tocar la puerta, oí voces adentro, pero no querían abrir la puerta para pagarme lo que me debían.

B. Un símbolo en la Biblia- Apoc. 3:20 – palabras escritas a los cristianos tibios de Laodicea
1. Lea el versículo

C. Se aplica a:
1. los que no son cristianos
2. cristianos tibios, todavía no le han dejado entrar

D. Vamos a analizar el versículo detalladamente

I. «He aquí YO» (¿Quién?, ¡Jesucristo!)
A. En algunas puertas hay un «hoyito» para que la gente adentro pueda ver quién está llamando
1. No abrimos si es alguien desagradable: un criminal, un «testigo» cuando no tenemos tiempo, etc.

B. ¡Pero es Jesucristo Quien pide la entrada!
1. Alguien que nos ama más que nadie (Más que su esposa, su esposo, sus padres, etc.)
a. Dio su vida por nosotros
2. También llama alguien con poder – ¡El Creador del universo!
a. ¡Quiere ayudarnos! Necesitamos la ayuda
b. Una vez hablé con el alcalde de Nueva York, Giuliani, para pedir ayuda para la iglesia. Estaba nervioso «aquí un hombre de poder»
i. Si Giuliani hubiera dicho, «quiero ayudar tanto, que voy a su casa en New Jersey,» yo habría estado muy sorprendido
ii. habría dicho, ¿Quién soy yo que viniera a mi casa?
c. ¡Estamos hablando de Alguien miles de veces más poderoso que Giuliani !
i. No dice «saca una cita y ven a mi oficina»
ii. Dice, «yo voy a tu casa, a tu vida para darte los beneficios de mi poder como Creador del universo» «Yo estoy a la puerta y llamo»

II. Estoy a la puerta (Implica paciencia)
A. No, «he estado a la puerta», no «estuve a la puerta» sino «Estoy»
1. «A pesar de todos los años en los cuales usted ha estado pecando»

B. Aunque le ha rechazado, El sigue llamado – yo me rindo más fácilmente, después de tocar dos veces.
1. Tiene paciencia y sigue llamando porque ha sacrificado muchísimo para llegar al su puerta
a. Una vez tuve una cita para un estudio bíblico con un inconverso en el Bronx. Tuve que pagar el toll y luego esperar en el tráfico que me detuvo mucho tiempo. Al llegar por fin al apartamento toqué la puerta y oí voces adentro pero nadie quería abrirme la puerta.
b. seguí llamando mucho tiempo porque había sacrificado mucho para llegar allí.
c. ¡Cuánto más Jesús ha sacrificado para llegar a su puerta!
2. Jesús ha dejado el cielo, pagado su vida, para poder estar en la puerta de su corazón. – Fil. 2:6-8
a. Nos cuesta captar lo que está involucrado involucrado en Su sacrificio
3. No va a rendirse fácilmente (II Pedro 3:10)

C. Pero, un día no va a llamar más (cuando tu mueras, o, el fin del mundo)

III. «Y llamo» (la naturaleza de la llamada)
A. ¿Exige entrada? ¡Pide entrada! «Por favor» Como si la bendición fuera de nosotros para El, cuando en verdad todas las bendiciones son de El para nosotros.

B. Algunos preguntan ¿Por qué Dios deja que haya maldad en el mundo?
1. Porque no «fuerza» la entrada en el corazón del hombre. No exige que el hombre haga lo bueno.
2. Da libre albedrío
3. Al elegir hacer lo malo, el pecado, produce el sufrimiento en el mundo.

C. Piénselo – El Creador del Universo, El Dios de Abraham, Isaac y Jacob, pide entrada en su casa, es decir, en su corazón

CONDICIONES PARA NOSOTROS:
I. Oír su voz
A. Todos ustedes lo están haciendo ahora,
1. La cuestión es si va a dejar penetrar la voz del Salvador
2. O si va a dejar que entre por una oreja y salga por la otra

B. ¿Porque no oímos? las distracciones del mundo
1. el trabajo,
2. la escuela
3. preocupados por nuestros quehaceres

C. ¡Tome el tiempo para escuchar la llamada de su Salvador!

II. Abrir la puerta (implica acción)
A. Dejar distracciones, abrir

B. Algunos dicen, ninguna acción es necesaria para ser salvo, todo es mental
1. Dicen, «Tengo que esperar que Dios me toque su corazón
2. ¡Ya lo está haciendo! ¡Está tocando su puerta!
3. Ahora, depende de la acción de usted. Usted tiene que abrir la puerta.

C. ¿Cómo abrir la puerta?
1. el arrepentimiento – «voy a cambiar mi vida y dejar que Cristo lo gobierne»
2. Entonces seguirán los frutos del arrepentimiento
a. el bautismo para perdón de los pecados (Hechos 2:38) El que niega hacerlo, niega abrir la puerta en verdad a Jesús.
b. batalla con Satanás para ser santo y puro

BENDICIONES

I. «Entraré A El» (Voy a ser su compañero en la vida)
A. Bendiciones que provienen de buenos compañeros
1. Dan dirección, propósito
a. Como jóven hice viajes a Suiza – todos hablan Alemán
i. Pero tenía un buen compañero, El hermano Earnhart. Habla Alemán yme mostró cómo proceder, las montañas hermosas, etc..
b. En este mundo, no sabemos cómo proceder, estamos perdidos
i. Jesús, como compañero nos toma por la mano nos muestra cómo proceder
c. No sé cómo la gente sin Cristo pueden proceder
i. Satanás les engaña para que piensen estar bien, pero no saben de donde son ni adonde van.
2. Aumenta la alegría de la vida
a. A veces he visto cosas hermosas al estar solo. He pensado, «Ojalá que mi esposa pudiera verlo conmigo»
b. Con el compañerismo de Cristo, todo es más bello
3. Nos consuelan cuando hay problemas

B. ¡Qué bendición! Jesús, Creador del universo, Salvador: quiere ser Amigo nuestro
1. Un hermano le gusta decir «Soy amigo del Senador», «Soy amigo del alcalde».
2. Si abrimos la puerta, ¡Somos amigos de Jesús!

II. «Cenaré Con El» (Banquete simbólico de grandes bendiciones espirituales)
A. Piense en en honor de comer con gente «importante» según el mundo.
1. Cuando yo era niño, vivimos en el país de Nigeria, Tuve a un compañero de escuela llamado Matadi Balewa
a. Un día, recibí una invitación a una fiesta de cumpleaños en la casa del primer ministro de Nigeria
b. ¡Matadi fue el hijo del primer ministro! y yo no me había dado cuenta
c. Entonces, fui a una fiesta de cumpleaños en la mansión del primer ministro. ¡Qué honor!

B. Si usted abre la puerta a Cristo, El va a tener un gran banquete espiritual con usted.
1. ¡Qué Honor! Más honor que el comer con cualquier hombre
2. La mejor comida
3. Vida eterna (Juan 6:54) Este texto no está hablando de la cena del Señor, sino de ingerir las enseñanzas y la forma de ser de Jesús en Su banquete espiritual
a. «El que come me carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el día final.»
b. La vida es demasiada maravillosa para terminar con la muerte
c. Dios quiere que usted viva eternamente con El.

Conclusión LEA EL TEXTO ¿Por qué no le abre usted la puerta a Jesús?
A. Excusas: «estoy ocupado», «amo la vida mundana», «no sé si puedo dejar de ….»

B. La Verdad que va más allá de las excusas: ¡Usted no comprende Quién está allí!
1. No comprende las bendiciones al abrir: Niño con la mano en el vaso
2. No comprende las maldiciones al rechazar la llamada
3. No comprende su falta de amor y cortesía al no abrir
4. No comprende cuánto necesita a Su Salvador
a. Si usted tuviera un ataque de cardiaco, y los paramédicos llegaran, ¿les dejaría entrar?
b. ¡Necesita al Médico de amor más que cualquier paramédico humano!

C. ¿Qué va a hacer? Abra los ojos a las bendiciones que Dios tiene en mente para usted
1. Abra a Cristo su corazón
2. Hechos 2:38

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This