CINCO RAZONES PARA CREER EN LA INSPIRACIÓN DE LOS ESCRITOS DE PABLO

CINCO RAZONES PARA CREER EN LA INSPIRACIÓN DE LOS ESCRITOS DE PABLO

A algunos individuos les cuesta aceptar que los escritos del apóstol Pablo son inspirados por Dios. No es por falta de majestad ni poder literario en sus escritos. No es posible leer testimonio impactante como el de 2 Corintios ni el resumen tan profundo del plan del Creador como el que se encuentra en el libro de Efesios sin ser conmovido. El problema principal es que hoy en día Pablo no es “políticamente correcto,” especialmente en dos áreas:

*  Aunque declara la igualdad de los hombres y las mujeres en textos como Gálatas 3:28, enseña que hay diferentes roles para ellos en textos como 1 Timoteo 2:11,12 y 1 Corintios 14:34, 35. Estas enseñanzas no son bien recibidas en nuestra cultura occidental.

*  Enseña en Romanos 1 que el acto homosexual es pecado. Tampoco esta enseñanza es tolerable en nuestra cultura.

¿El hecho de que Pablo no es políticamente correcto prueba que no fue inspirado por Dios? A continuación algunas razones para creer en la inspiración de Pablo:

  1. Afirmó hablar por inspiración – Dijo en 1 Corintios 14:37 – Si alguno piensa que es profeta o espiritual, reconozcaque lo que os escribo es mandamiento del Señor.”Sabía que su llamamiento apostólico vino directamente de Cristo (Gal. 1:11,12) y que no era inferior a los otros apóstoles (2 Cor. 11:5). Aunque estas afirmaciones habrían requerido o mucha confianza o mucho atrevimiento, por supuesto, en sí solas no son suficientes. ¡Pero Dios apoyó sus afirmaciones en forma poderosa!
  2. Dios apoyó la afirmación de Pablo al dejarle hacer milagros extraordinarios vistos por centenares de testigos y él fue el beneficiario de otros más. Según el libro de Hechos, escrito por Lucas, un historiador cuidadoso, cegó temporariamente a un hombre que trató de impedir que un gobernador en la isla de Chipre oyera el evangelio (Hechos 13:11,12); sanó a un hombre lisiado desde nacimiento en Listra (Hechos 14:8-14); fue librado milagrosamente de la cárcel en Hechos 16; resucitó a un joven llamado Eutico de entre los muertos (Hechos 20:8-12), etcétera. Dijo en 2 Corintios 12:12 – Entre vosotros se operaron las señalesde un verdadero apóstol, con toda perseverancia, por medio de señales, prodigios, y milagros.” Si Pablo no hubiera sido inspirado, Dios no le habría apoyado con tantos poderes milagrosos. Recomendé a una señora que duda de la inspiración del apóstol Pablo que leyera el libro de Hechos para ver lo sincero y lo creíble que son los relatos en él. Si el libro de Hechos es confiable, entonces el apóstol Pablo tenía una parte principal en el plan de Dios. Fue inspirado.
  3. Pablo sinceramente vio su ministerio, sus milagros y sus enseñanzas como una parte del plan de Dios y estaba dispuesto a sufrir de buena gana la tortura y la muerte en vez de renunciar las manifestaciones sobrenaturales de Dios en su vida. Ningún estafador, ningún hombre fraudulento buscaría los golpes, los azotes y otras formas de tortura. Lea honestamente la lista de algunos sufrimientos de Pablo en 2 Corintios 11:23-31 y luego pregúntese a sí mismo, ¿el hombre que estaba dispuesto a pasar por todo esto era sincero? ¿Vio en verdad lo que afirmó haber visto? O, ¿era un fraude que en verdad no hizo ningún milagro ni recibió ninguna revelación de Dios?
  4. Pedro tenía por difícles los escritos de Pablo, pero como escrituras (2 Pedro 3:16). Al llamar los escritos de Pablo, escritura, los estaba dando el mismo valor del resto del mensaje de Dios.
  5. Dudar de la inspiración de los escritos de Pablo es no tomar en cuenta la mano de Dios en la transmisión de las escrituras. ¿Dios dejaría que el mundo fuera engañado durante siglos por un hombre que a fin de cuentas no era inspirado como afirmaba sino era un fraude? La idea es impensable.

Cuando Pablo dio su propia opinión, como en el caso del casamiento de los solteros en un tiempo de tribulación en 1 Corintios 7:26, dejó bien claro que fue opinión de él. En el resto de sus enseñanzas, habló con la seguridad del hecho de que sus enseñanzas vinieron directamente de Cristo.

No debemos analizar la inspiración de las escrituras en base de los prejuicios y las modas de nuestra generación pasadera, sino en base de las señales que las apoyaron y de sus enseñanzas acerca del carácter de Dios, su amor, su justicia y su plan admirable.

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This