¡TODO TERMINA A MI FAVOR!

¡TODO TERMINA A MI FAVOR!

 

De «Creced», 12/2017, 1/2018

Hace décadas que el equipo más fuerte de fútbol norteamericano entre las universidades ha sido el de la universidad de Alabama. El otro equipo principal en el estado de Alabama ha sido la universidad de Auburn, mi equipo preferido desde la niñez. Todos los años los dos equipos terminan la temporada regular con su juego de rivalidad y casi siempre gana el equipo de la universidad de Alabama. Así que, cuando era joven casi siempre tuve que sufrir las burlas de mis amigos que eran fanáticos de la universidad de Alabama porque se jactaban de cuántos campeonatos nacionales habían ganado mientras ridiculizaban mi universidad preferida como “aquel colegio de vacas.” (Comenzó la universidad de Auburn como una escuela agrícola.)

Pero, raras veces David mata a Goliat. La última vez fue en el año 2013, cuando a pesar de muchos contratiempos, y faltando un solo segundo en el juego, Chris Davis de Auburn tomó el balón y corrió más de 100 yardas para el puntaje ganador. Desde aquel año, Alabama ha vuelto a aplastar su rival cada año, pero no se puede borrar lo que pasó en el año 2013. A los fanáticos de mi equipo, Auburn, siempre nos gusta volver a ver la repetición de aquel juego en 2013 y gozarnos de aquel tiempo cuando los jactanciosos tuvieron que callarse por un año.

LA REPETICIÓN

Al volver a ver la repetición del juego de 2013, ¿cómo nos sentimos a ver lo contratiempos del equipo durante la primera parte del juego? ¿Cómo me siento al ver en la repetición la injusticia de los árbitros en contra de mi equipo? ¿Al ver el jugador de Auburn dejar caer el balón? ¿Todo me deprime? ¿Me siento mal? ¿Por qué no me afectan tanto? Porque al ver la repetición del juego, ya sé de antemano que todo termina “a mi favor.”

Nuestras batallas en la vida

Hay muchos contratiempos en nuestras vidas: la enfermedad, los problemas económicos, la rebelión de los hijos, la muerte de amados, etcétera. Aunque duelen, algo que debe consolarnos es que ya sabemos que al fin de todo, ¡ganamos! Es el mensaje principal del libro de Apocalipsis – que la vida va a ser difícil pero en el fin triunfamos.
Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles (Apoc. 17:14)
Aunque los contratiempos en nuestras vidas sean duros, ya sabemos el fin de la historia. ¡Ganamos “por medio de la sangre del cordero y por la palabra del testimonio de ellos” (Apoc. 12:11)! (La idea viene de una ilustración de Nelson Amaya)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This