¿De dónde viene la mayor parte de las críticas?

¿De dónde viene la mayor parte de las críticas?

De «Creced» 6/2009

critican más? ¿Los que están esforzándose duramente en la cancha? ¡No! Las criticas más duras siempre vienen del público (o sea, la hincha) en las gradas que no están haciendo nada sino observar. Pero, ¿a cuáles críticas los futbolistas van a escuchar más? ¿Las de la hincha? O, ¿Las de sus compañeros en la cancha y de su entrenador que están trabajando tanto para alcanzar la victoria?

Al observar cualquier juego de fútbol, se notará que algunos critican mucho. Pero, ¿quiénes

Así pasa en las congregaciones del Señor. Siempre hay críticas: «El predicador debe hacer esto o lo otro,» «No me gusta como ella enseña,» o, «Deben tener más cuidado con los jóvenes.» Pero por lo general, ¿de dónde vienen la mayor parte de estas críticas? ¡De los que observan mucho y hacen poco! Siempre son los más quejosos y más criticones.

Si usted quiere que los hermanos tomen en serio sus críticas, ¡entréguese a la obra de Dios! Busque formas para servir a los enfermos, a los ancianos y a los jóvenes. Visite los hospitales y distribuya tratados. Entonces, quizás otros tomen más en serio sus críticas, o aún más probable le pasará dos cosas más: (1) al trabajar tanto usted no va a tener tanto tiempo para criticar y (2) verá que la obra no siempre es fácil y que por tanto, llegará a ser más misericordioso. (Adaptado de una ilustración por Bill Hall)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This