¿Es bueno y es sabio comenzar a beber bebidas alcohólicas?

¿Es bueno y es sabio comenzar a beber bebidas alcohólicas?

De Creced 10/2016

¿Alguien está dispuesto a defender lo siguiente—“Es bueno y es sabio comenzar a beber bebidas alcohólicas”?

Si alguien dice, “Pero la Biblia no condena toda forma de tomar alcohol,” yo respondo con la misma pregunta.

Y si alguien dice, “hay textos en la Biblia que hablan en forma positiva de algunas bebidas fermentadas,” respondo con la misma pregunta.

Si alguien dice, “la Biblia condena la borrachera y no toda bebida alcohólica,” respondo con la misma pregunta.

Si alguien dice, “Pero Jesús convirtió el agua en vino,” respondo con la misma pregunta.

Si alguien dice, “Pero, también hay otros problemas tales como la glotonería,” respondo con la misma pregunta.

Y, si alguien quiere comenzar a escribir algo sobre el azúcar o los dulces, está bien pero no quiero entrar en esto aquí.

Si alguien pregunta, “¿Estás diciendo que es pecado en sí tocar el alcohol con los labios?” respondo con la misma pregunta.

Hasta que se conteste esta pregunta, voy a seguir haciéndola. Ninguna de las supuestas respuestas toca la cuestión de que si es sabio tomar el alcohol hoy. Solamente se refieren a tecnicismos legales con respecto a una cultura que era muy diferente a la nuestra. Ninguna de las respuestas toma en cuenta las diferencias culturales entre ellos y nosotros, por ejemplo, la necesidad de agregar agua en aquel entonces cuando no lo hacen ahora. No toman en cuenta la importancia del discernimiento y la sabiduría en un tiempo cuando el alcoholismo es una plaga para millones. ¿Usted está seguro de que las razones principales para tomar en aquel tiempo eran idénticas a las de ahora? ¿Usted está tan seguro que está dispuesto a promover el tomar bebidas modernas, así corriendo el riesgo de tener influencia en otros en una forma que pueda resultar en consecuencias desastrosas? ¿Está usted consciente de aquellos riesgos hoy?

No se olvide que la santidad y la sobriedad son compañeros (1 Pedro 1:13-16). Piense en la sabiduría y el discernimiento.

Como padre, ¿usted le diría a su hijo, “Hijo, sabes que yo creo que está bien tomar las bebidas alcohólicas y la Biblia no lo condena directamente. Así que, toma sin preocuparte. No lo haces demasiado, pero de veras debes comenzar a beber porque lo vas a disfrutar”?

Si le diría usted esto a su hijo, le suplico que no le dé consejo al mío.

Necesitamos la perspectiva

&Mac183; Más de 16 millones de personas en los Estados Unidos sufrieron de algún desorden relacionado con el alcohol en el año 2013. En ese año algunos 700,000 jóvenes entre 12 y 17 años sufrieron de algún desorden relacionado con el alcohol.

&Mac183; Según el centro de control de enfermedades de los Estados Unidos (CDC), entre los años 2005 y 2010, había más de 88,000 muertes cada año debido al alcohol. Había más de 10,000 muertes debido a accidentes del tránsito causado por choferes intoxicados en el año 2013. El abuso del alcohol cuesta miles de millones de dólares solamente en los Estados Unidos. La tragedia requiere un solo caso de abuso.

&Mac183; En el año 2012, se atribuyeron más de tres millones de muertes en el mundo al consumo del alcohol.

&Mac183; El alcohol contribuye a más de 200 enfermedades. En el mundo el abuso del alcohol es la quinta causa más común de la muerte o la discapacitad prematura, pero entre los 15-49 años es la causa más común.

&Mac183; Cada año, algunos 1,800 estudiantes en los Estados Unidos mueren en incidentes relacionados con el alcohol, inclusive accidentes del tránsito.

&Mac183; Casi 700,000 estudiantes entre 18 y 24 años de edad en los Estados Unidos fueron víctimas de la violencia a manos de otro estudiante quién había consumido el alcohol y reportaron algunos 100,000 casos de abuso sexual o violación sexual relacionados con el alcohol.

&Mac183; Algunos 20% de los estudiantes en la universidad cumplen los criterios para algún desorden relacionado con el alcohol.

El alcoholismo es devastador y hay demasiados casos para no prepararnos a tratarnos con él. Si usted quiere promover que bastantes personas tomen su primera bebida alcohólica, ¿estará preparado usted para tratar con lo que va a pasar a algunos de ellos? ¿Debemos esconder la cabeza y pensar, “esto no va a pasar a mi familia o a mis amigos”?

El analizar este asunto desde una perspectiva “legalista” —‘¿dónde la Biblia lo condena o lo permite específicamente?” pasa por alto la pregunta más práctica — ¿Es sabio? Hoy, el beber las bebidas alcohólicas no es nada necesario. Hoy las consecuencias de tomar el alcohol son más de largo alcance y más costosos que jamás hayan habido. ¿Es sabio hacerlo? Repito ¿es sabio hacerlo?

Sin lugar para dudas, podemos decir que ningún abstemio llega a tener problemas con el alcohol.
Esta forma de razonar va a frustrar a algunos y les va a disgustar, pero que así sea. Cuando se asienta el polvo, volveré a hacer la misma pregunta, ¿Alguien está dispuesto a defender lo siguiente—“Es bueno y es sabio comenzar a beber bebidas alcohólicas”? (Por Doy Moyer)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This