SI JESÚS LO TOMÓ… ¿POR QUE YO NO DEBO TOMAR VINO?

SI JESÚS LO TOMÓ… ¿POR QUE YO NO DEBO TOMAR VINO?

¿Lo que se toma hoy es lo mismo que Jesús tomó?

De «Creced» 12/91

Cristianos como su servidor que enseñamos el cristiano no debe tomar nunca las bebidas alcohólicas, a menudo oímos la pregunta que forma el título de este artículo. Lamentablemente algunos la contestan en una forma histérica y sin mucha razón. Algunos han implicado que nada que se llame «vino» en el Nuevo Testamento tuvo alcohol sino que siempre fue solamente jugo de uva. Pero si así fuera el caso, ¿por qué a los ancianos les fue prohibido el tomar vino? (I Timoteo 3:3) ¿Les habría sido prohibido tomar jugo de uva? ¿A un anciano hoy en día le sería prohibido tomar jugo de uva? También, he oído de hermanos que acusan duramente a otros por tomar vino, ¡y al mismo tiempo han ofrecido cerveza a otros! Tales posiciones exageradas y acciones inconsecuentes no ayudan en la lucha en contra a las bebidas alcohólicas.
Yo creo a pesar del hecho que judíos cultos del primer siglo tomaban «vino», el cristiano debe evitar los vinos modernos debido a las siguientes razones:
(1) Los vinos modernos son multiplicados más fuertes que los vinos tomados por la gente culta del primer siglo.
(2) El peligro de hacer tropezar a un hermano débil con el vino es mucho más evidente hoy que en el primer siglo.
Ahora presento evidencia para apoyar estos puntos:

LA DIFERENCIA ENTRE LOS VINOS MODERNOS Y LOS DE LOS JUDÍOS CULTOS

Los siguientes hechos indican que el vino tomado por gente culta en Judea en el primer siglo habría tenido muy poco alcohol en comparación con los vinos modernos los cuales se venden en las bodegas y supermercados:

(1) Los vinos no eran fortificados en el primer siglo como lo son los modernos. Muchas veces al hablar de vino la Biblia tiene referencia solamente al jugo de uva (Isaías 65:8; Deuteronomio 11:14). Cuando el vino llegó a tener alcohol fue solamente a través de la fermentación. La máxima cantidad de alcohol que se puede alcanzar a través de la fermentación en jugo de uva es 14%, pero esta clase de vino fue llamado «vinagre» en la Biblia y fue considerado una bebida solamente para hombres desesperados. No fue tomada por gente culta. La mayor parte de los vinos modernos son fortificados y así alcanzan 10 a 20% de alcohol. Tienen la cantidad de alcohol de las bebidas consideradas solamente para hombres desesperados entre judíos del primer siglo.

(2) El vino fue mezclado con agua por la gente culta (International Standard Bible Encyclopedia, Vol. V, página 3087, 3089). Implica que la proporción del alcohol en el vino tomado por gente culta nunca habría pasado 2 a 5% (Encyc. Judaica, Vol. 16, p 538). Pocos hoy en día diluyen vino fermentado con agua, sino toman vino fortificado directamente de la botella.

(3) La «sidra» siempre fue condenada. Una bebida que quizás podría haber alcanzado los vinos modernos en el contenido de alcohol fue llamada, «sidra» en Lucas 1:15. La palabra original por «sidra» fue SIKERA, una palabra tomada de la palabra hebraica, SHEKARA. Piensan que esta bebida era una combinación de jugo del dátil, vino de las palmas y otras plantas fermentada con miel hasta alcanzar el 14% de alcohol. Siempre fue condenado en el Antiguo Testamento y nunca fue tomada por judíos civilizados.

(4) La fiesta en Caná: Quizás la prueba más clara de la naturaleza inocente de los vinos tomados por la gente culta de los tiempos de Jesús en comparación con los vinos modernos se encuentra en Juan 2 donde Jesús cambió el agua en vino. Evidentemente pasaron varios días de fiesta tomando el vino que el novio les había proveído. Si ese vino hubiera sido como los vinos modernos, todos habrían estado borrachos después de tomar tanto. En tal caso, Jesús no les habría hecho más para que se emborracharan más. Pero, el vino que la gente tomaba evidentemente era mucho más liviano que lo que se vende hoy en las bodegas. Este hecho apoya las citas de los eruditos dadas arriba.

UNA COMPARACIÓN DE BEBIDAS
BEBIDA PROPORCIÓN DE ALCOHOL
Vino fermentado, 2-5%
mezclado con agua*
Cerveza 6% más la droga narcótica,
lupulino

vinos modernos 10-20% y más

«la sidra» (SIKERA) (Lucas 1:15) hasta 14%

bebidas destiladas (whisky, vodka, etc.) 45-50%

* Tomado por los judíos cultos en los tiempos de Jesús.

RESUMEN DE ESTE PUNTO: La mejor información que tenemos en cuanto al vino tomado por la gente culta en los tiempos de Jesús es que si no fue jugo de la uva, fue mezclado con agua y así no pasó 2 a 5% de alcohol. Los vinos modernos por lo general tienen entre 10-20% de alcohol y más, muchas veces más fuertes que lo tomado por la gente civilizada en los días de Jesús. ¡Una cosa no justifica la otra! Son dos cosas muy distintas.

ILUSTRACIÓN: Un niño no es justificado al jugar con dinamita y señalar a un compañero que juega con petardos. Las dos cosas son explosivas, pero la cantidad de explosivo en la dinamita es mucho más grande que la de los petardos. Así es con las bebidas alcohólicas modernas en comparación con los vinos tomados por la gente culta en los tiempos de Jesús. Una cosa no justifica la otra.

Supongo que si alguien quisiera hacer su propio vino en casa y mezclarlo con agua para tomar con su comida en privado, no sería pecado en sí. Pero esto no es la práctica que normalmente defienden (Quieren comprar su vino en las bodegas y tomarlo de la botella frente a otros.) y por lo tanto no tiene mucha pertinencia en este estudio. Pero, ni el mezclar vino casero con agua es recomendable debido al problema de la influencia mencionado abajo.

¿QUE DE LA CERVEZA Y OTRAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS? Las bebidas destiladas como el whisky, el vodka, etc. tienen 45% a 50% de alcohol. ¡Son aún peores que los vinos fortificados! Aunque la cerveza tiene solamente como 6% de alcohol tiene un compuesto llamado lupulino la cual droga al que la toma. Por lo tanto el cristiano no debe tomar la cerveza.

EL HACER TROPEZAR A OTROS
(Romanos 14:21)

Si hubo peligro de hacer tropezar a otros al tomar vino en el primer siglo, ¡cuánto más severo es hoy en día! El hecho que las bebidas alcohólicas son mucho más fuertes hoy a través de la fortificación y la destilación que las del primer siglo significa que los peligros espirituales son aún más amenazadores.

Si usted toma, ¿qué van a pensar los jóvenes de la iglesia o sus propios hijos? Quizás ellos al verle, se justifiquen al tomar sus propias bebidas alcohólicas las cuales no sean tan «livianas» como la suya.
¡Mejor evitar completamente este peligro el cual es mucho más grave hoy en día que en los días del Nuevo Testamento!

CONCLUSIÓN

Antes de justificar uno al tomar bebidas alcohólicas por las prácticas de Jesús y los apóstoles, hay que probar que lo tomado por Jesús y sus seguidores fue lo mismo que lo que él quiere justificar. Hemos mostrado que casi nunca es así el caso. Por lo general, la ciencia moderna ha hecho las bebidas modernas mucho más potentes que los vinos tomados por la gente culta de Judea. Por lo tanto, tengamos mucho cuidado. No coqueteemos con las bebidas alcohólicas, las cuales han traído tanta miseria y pecado al mundo. ¡Que las evitemos completamente!
# # #

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This