Analizando una defensa de la música instrumental # 3

Analizando una defensa de la música instrumental # 3

De «Creced» 2/06

En los últimos dos tomos del boletín hemos analizado porciones de una carta escrita al hermano Jerry Falk que defiende el uso de la música instrumental en la adoración. Ya que la forma en la cual el hermano defensor de la música instrumental piensa está llegando a ser más común entre miembros de la iglesia de Cristo, seguimos analizando aquí sus puntos.

¿Los instrumentos están prohibidos?

El hermano dice, “Cualquier persona que lea la Biblia por primera vez sin la conducción de nadie más, jamás llegaría a la conclusión de que los instrumentos musicales están prohibidos en la Palabra.”

Comentario – El hermano busca “prohibición,” pero los cristianos cuidadosos buscan la autoridad divina. Quieren saber si los instrumentos en la adoración se encuentran dentro de “la doctrina de Cristo” (2 Juan 9) y la contestación es no. No hay evidencia ninguna en las escrituras ni en la historia secular que los cristianos usaron de instrumentos de música al adorar a Dios por siglos después de la muerte de Cristo.

Nadie que lea la Biblia por primera vez tampoco encontraría prohibiciones en cuanto al agua bendita, la aspersión por el bautismo, obispos regionales, la participación de la cena del Señor el día martes ni centenares de otros errores. Sin embargo, si quieren imitar a los primeros cristianos evitan cualquier práctica de origen humano, inclusive el uso de instrumentos para adorar a Dios. Buscan autoridad y no prohibición.

¿Los proyectores, himnarios, bautisterios, etc. son paralelos a la música instrumental?

El hermano dice, “Si la Biblia prohíbe el uso de instrumentos musicales, entonces también prohíbe los retroproyectores, las filminas, los videos, los “templos”, los autos, las Biblias, los himnarios, los bautisterios, etcétera, etcétera, etcétera.”
Comentario – El hermano no comprende el principio de la autoridad genérica. Dios no mencionó específicamente martillos ni sierras para la construcción del arca (Gén. 6) pero fueron autorizados porque fueron necesarias para llevar a cabo el mandamiento de construir el arca. Pero Noé no podría haber puesto tres ventanas en el arca, porque tres ventanas le habría llevado más allá de lo especificado. Dios especificó una ventana (Gen. 6:16)

Los proyectores, tratados, videos, autos, himnarios son paralelos a los martillos y sierras usados por Noé. Son herramientas que nos ayudan a llevar a cabo el mandamiento de enseñar. Al contrario, la música instrumental no es herramienta sino adición al mandamiento nuevo testamentario a ofrecer a Dios, “fruto de labios.” (Hebreos 13:15) El fruto de cuerdas o de pieles no es el fruto de labios que Dios ha especificado. El agua bendita, las vestimentas especiales, etc. no son meras herramientas sino son adiciones presuntuosas porque nos llevan más allá de la adoración sencilla que Dios ha mandado. Así es la música instrumental.

El verbo “PSALO”

El hermano dice, “Otro punto muy importante es la interpretación del vocablo “PSALO” en el Nuevo Testamento. Todo mundo sabe que su origen significa un canto acompañado de un instrumento musical, particularmente del salterio.”
Comentario – Sin entrar en un estudio detallado del la palabra “PSALO,” basta decir que los primeros cristianos no entendieron el uso de ella como un mandamiento para usar instrumentos ¡porque es un hecho innegable que no los usaron! Los cristianos del primer siglo habrían entendido esta palabra griega mejor que el hermano que trata de usarla para defender una práctica que ellos desconocieron.

Instrumentos en el Antiguo Testamento y “en el cielo”

El hermano dice en cuanto al uso del instrumento, Dios “sí ordeno su uso en el Antiguo Testamento, y encontramos su uso en el cielo, que nos hace pensar que por algún motivo extraño se prohíbe su uso en la era de la iglesia?”

Comentario – Dios también ordenó los sacrificios de animales, el incienso y otros actos con énfasis carnal en el Antiguo Testamento. Pero, pide adoración con más enfoque espiritual en el Nuevo Testamento. Por tanto, los primeros cristianos no usaron ninguna de aquellas cosas del Antiguo Testamento. La descripción de las arpas en el cielo es simbólica en el libro de Apocalipsis tal como lo es la mención del incienso y joyas preciosas allí. Los primeros cristianos no usaron del incienso, joyas ni arpas en su adoración. Su ejemplo es el que debemos imitar y no debemos justificarnos al referirnos al lenguaje simbólico en el libro de Apocalipsis.

Conclusión – Es un hecho innegable que los primeros cristianos no solamente no usaron de la música instrumental sino que se opusieron rotundamente a su uso en los primeros siglos después de Cristo. Si en verdad queremos restaurar la adoración sencilla de los primeros cristianos, tenemos que rechazar prácticas de origen humana como el uso de la música instrumental en la adoración.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This