LA RELIGIÓN INSUFICIENTE

LA RELIGIÓN INSUFICIENTE

…DE LOS JUDÍOS

Los judíos tenían los mandamientos de la ley (la Torá) resumidos en «los 613 preceptos» (Zondervan Pictorial Encyclopedia, Vol. 4, p. 780).

Según Jesús, la religión de los judíos era insuficiente porque a pesar de todos los 613 preceptos que pensaron haber obedecido, no conocieron en verdad a Dios. Este hecho fue evidente porque rechazaron a El y también descuidaron lo más importante: la misericordia, la justicia y la fe (Mateo 23:23). En su afán para cumplir con su lista de 613 preceptos, pasaron por alto el fondo de la verdadera religión de Dios.

¡Sí, pasó!
Una joven, cristiana de hace dos años, vino a un predicador respetado y le dijo sinceramente, «Durante los dos años que tengo como cristiana, me han enseñado mucho acerca de la organización de la iglesia, la adoración correcta y la autoridad. Pero, ¿sabe una cosa? Yo quiero estudiar la vida de Cristo ya que nadie me ha enseñado mucho en cuanto a ella».

Esta pequeña historia revela mucho en cuanto a la forma de proceder de muchos hermanos. Aunque es esencial estudiar la organización y adoración de la iglesia, ¡primero tenemos que infundir un respeto y amor para Jesucristo el cual viene por un estudio de Su vida y muerte! Temo que muchos son convertidos a un sistema y no al Salvador.

No es que los puntos en su «lista» eran malos. En cuanto a algunas practicas de los judíos, Jesús dijo «esto era necesario de hacer». El problema fue que descuidaron el amor hacia Dios y los mandamientos de más peso al obsesionarse por su «lista».)

…DE ALGUNOS EN IGLESIAS DE CRISTO

Podemos caernos en la misma trampa de los fariseos, formando en nuestras cabezas una lista no escrita de mandamientos, como si fuera, una lista de control algo como:
__ 5 actos de adoración
__ 5 pasos para ser cristiano,
__ 3 formas para establecer autoridad,
__ el nombre correcto
__ la posición «correcta» en cuanto varias disputas entre hermanos,
__ etcétera

Al tener la X al lado de todos estos puntos en su lista, algunos piensan estar bien con Dios aunque se meten en el materialismo, diversiones no sanas, negocios cuestionables, insultan a sus hermanos, lastiman a otros, etc. Como los fariseos de la antigüedad y los sectarios modernos, los cristianos cuyo enfoque es una imaginaria lista de control, van a oír la palabra «INSUFICIENTE» del Juez en el día de juicio. Su lista no les va a salvar cuando pasan por alto el fondo de la verdadera religión de Cristo: el amor para con Dios y el prójimo (Marcos 12:29-31).

(No es que es malo hablar de la adoración, pasos para aceptar la gracia, etc. ¡Es primordial! Pero el enfoque de la verdadera religión de Cristo es Cristo, y no una lista escrita o no escrita, oficial o no oficial, de mandamientos «esenciales».)

¿CÓMO IR MÁS ALLÁ DE RELIGIÓN DE «LISTA DE CONTROL»?

La contestación es: ¡aprender a imitar a Cristo!
Isaías 9:6 dice que el Mesías iba a ser llamado «Emanuel» que según Mateo 1:23 significa «Dios con nosotros». ¡Jesucristo vino no solamente para morir sino para vivir con nosotros! Así vemos que Su vida es de suma importancia, no porque es «transferida a nosotros» como dicen algunos falsos maestros, sino porque nos sirve como un modelo.
* «Sed imitadores de mi como yo soy de Cristo» (I Cor. 11:1)
* «Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas». ((I Ped. 2:21)
* «El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo» (I Juan 2:6).

La religión de Cristo no trata solamente de cumplir con ciertos requisitos los domingos, sino con el analizar diariamente la vida de El y compararla con nuestras vidas. ¿Estamos comportándonos como El? ¿Respondimos a varias circunstancias como El respondió? ¿Cómo podemos ajustar nuestras vidas para ser más como El?
Por más que nos fijamos en la persona de Cristo, más llegamos a ser como El. Y, al aprender a pensar, hablar, responder y actuar cómo El, llegamos a ser, «transformados de gloria en gloria en la misma imágen, como por el Espíritu del Señor». (2 Cor. 3:18)

CONCLUSIÓN

Me da mucho dolor ver a hermanos mundanos que se enredan en diversiones y actitudes mundanas. También duele ver a aquellos que tratan a otros con poca consideración dejándose ser dominados por el deseo para controlar a otros, el orgullo y el egoísmo. Aunque se reúnan todos los domingos para participar del pan y cantar sin instrumentos, su religión es hueca. Es insuficiente.
Luchemos en contra de la religión hueca y farisaica que se enfoca en «listas de control» y procuremos imitar a Cristo, viviendo en santidad y en amor. Así alcanzaremos la religión «suficiente» de Cristo, llegaremos a ser conocidos por nuestro amor y dejaremos alumbrar nuestra luz delante de los hombres.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This