Déborah

Déborah

Intro.
A. Hay mucha confusión en cuanto al papel de la mujer – en la iglesia, en el mundo

B. Hay dos extremos
1. Un extremo – La mujer no puede hacer nada para enseñar a otros.
a. Citan 1 Timoteo 2:11,12 «No permito a la mujer enseñar..» Luego agregan, «¡punto!»
b. Según ellos, la mujer no puede hacer preguntas ni hacer comentarios en un estudio bíblico
c. Algunos extremistas son machistas, otros sinceramente piensan que así enseña la Biblia.
2. El otro – que tiene exactamente el mismo papel que el hombre
a. En la iglesia según ellos, la mujer puede predicar, mandar al hombre, dominarle
i. Dicen que 1 Timoteo 2:11,12, 1 Corintios 14:34 solamente fueron para cristianos del primer siglo.
ii. Dicen que la estas reglas fueron dadas solamente debido a «las costumbres de aquel entonces»

C. Vamos a estudiar un ejemplo del Antiguo Testamento que contradice los dos extremos.
1. Primero un punto importante – la mujer que vivía bajo el Antiguo Testamento estaba bajo la misma
regla de sujeción que la del Nuevo.
a. 1 Corintios 14:34 – «como también la ley lo dice.»
2. Por tanto, si una mujer en el Antiguo Testamento fue aprobada por Dios al hacer algo, sabemos que también sería aprobada por Dios al hacer lo mismo hoy.

D. El ejemplo que vamos a analizar es el de Débora. – Jueces 4,5
1. El tiempo de los jueces – como 1200 años antes de Cristo
2. Los hijos de Israel, débiles, algunos servían a Jehová. Otros mezclaron la religión de Jehová con la idolatría.

I. Una mujer sabia
A. El pueblo de Dios oprimido por Jabin, rey de Hazor – mapa, fotos
1. Ellos clamaron a Jehová (4:3)

B. Dios levantó a Débora (vs. 4,5)
1. No salía para visitar varios pueblos como lo hizo Samuel.
2. Se sentó debajo de una palmera
3. Así pudo cuidarse de su casa – y en otro tiempo contestar preguntas, dar consejo.
a. Es interesante que se identificó en Jueces 5:7 – ¿cómo líder tremendo? ¿como guía de millones?
b. ¡Se identificó como «madre en Israel»!

C. ¿Hay mujeres sabias hoy en día cuya consejo debemos escuchar?
1. ¿Dónde se encuentran?
a. En las iglesias – algunas de ustedes
b. Nuestras esposas – nos conocen mejor que nadie.
2. La tragedia es que algunos no quieren escuchar el consejo de mujeres sabias
a. Machistas en la iglesia – si es consejo de una mujer no quieren oírlo
b. Maridos – se meten en grandes errores y problemas porque no escuchan el consejo de sus esposas
i. Dicen con orgullo, «Yo soy cabeza»
ii. Pero, ¿Cuál cabeza no escucha a si cuerpo?
3. Gracias a Dios que los israelitas no eran tan machistas, sino escucharon el consejo de Débora

II. Una mujer sumisa
A, ¿Sus acciones justifican que las mujeres prediquen desde el púlpito?
1. Lea 1 Timoteo 2:11,12
2. Al sentarse debajo de la palmera, no habría tomado una posición de autoridad sobre los hombres
a. Ellos habrían ido a ella de buena gana para escuchar su consejo.
b. No hay nada indique que hubiera dado discursos a las asambleas de judíos.

B. El punto de más importancia con respecto a esta cuestión – Cuando llegó el momento de tomar el mando, fíjense en lo que hizo
1. lea vs. 6,7
2. ¡Buscó a un varón para guiar el ejército! Ella se negó a hacerlo..

C. Así hacen las mujeres sabias hoy en día.
1. Saben cómo dar consejo, saben animar a otros,
2. Pero también saben hasta donde ir. Saben no deber pasar ciertos límites

D. Algunas mujeres no aprenden esta lección.
1. Quieren encargarse de puestos y posiciones que Dios no tiene en mente para ellas.
a. «Quiero mandar,» «quiero regañar»
2. Se ponen recias, sarcásticas, iracundas
3. No son sabias. Este punto se aplica al varón también – el varón recio, sarcástico e iracundo tampoco es sabio.

E. La verdadera sabiduría se demuestra con la sumisión y la humildad (Santiago 3:17,18)
1. Creo que la mujer puede hacer preguntas y comentarios, pero ¿con qué espíritu?
2. Algunas abusan de este privilegio, hablan con sarcasmo, se dirigen a la iglesia, etc.

F. Barac dijo sí, que iba a guiar un ejército, pero solamente si Débora le acompañaba (lea vs. 8) 1. Así hoy, no me atrevo a hacer nada sin el apoyo de mujeres sabias, mi esposa, Hermanas aquí
2. El varón no puede seguir solo en la vida. Necesita la ayuda de las mujeres.

III. Una mujer victoriosa
A. La historia de la batalla
1. Barac llevó a Débora y 10,000 hombres al monte Tabor (vs. 10-12)
2. Sísara, el general de Jabin se junto 900 carros y se puso en el valle, allí estaba el arroyo de Cison
3. Débora le dijo a Barac, «ya es el tiempo» –
a. Bajaron del Monte Tabor y atacaron a Sísara, – foto del sitio tradicional, no hay certeza
b. Según el cántico – vs. «los barrió el torrente de Cisón» (5:21)
i. Dios hizo que se inundara y así los carros de Sísera no le sirvieron.
4. Después de la derrota, Sísara se huyo y buscó refugio en la tienda (la carpa) de Eber el Ceneo
5. La esposa de Eber, Jael, clavó una estaca en la cabeza de Sísara al estar este durmiendo.
6. Así Israel fue librado.
B. Las mujeres que hoy siguen el ejemplo de Débora serán victoriosas.
1. ¿Quiénes son las que en verdad tienen victoria en la vida?
a. ¿Las que quieren mandar? ¿Las recias? ¿Las enojadas?
2. ¿Quiénes en verdad logran cambiar a sus maridos a sus hijos y a sus hermanos para que se mejoren?
a. ¿Las regañonas? ¿las mandonas?
b. Estas tácticas no funcionan. Por más que la mujeres y los varones las tratan, más fracasan.
3. ¿Qué cambia la vida de otros? ¿Que cambia a los maridos?
4. ¡Las mujeres sabias, amorosas y sumisas como Débora!
5. Una hermana en New Jersey dice que trató de convertir a su marido con – exhortaciones,
a. Le dijo,»debes hacerte cristiano.»
b. Trató de cambiarle con amenazas – «Si no te conviertes a Cristo, irás al infierno.»
c. con lágrimas – «Por favor que te conviertas.»
d. Nada funcionó
e. Alguien le leyó 1 Pedro 3:1,2 – «sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas.»
f. Ella aceptó el consejo. Le trató bien, no dijo nada acerca de hacerse cristiano. Le dio mucho cariño.
g. Después de un largo tiempo, él dijo, «te voy a acompañar a la iglesia.» Demostró más interés en la Biblia
h. Un día el marido por fin dijo– «quiero bautizarme.»
6. ¿Qué funcionó? ¿Qué le dio victoria? ¿El regaño?
7. Las mismas tácticas que emplearon Débora y otras mujeres de Dios
a. El poder de la sabiduría, la humildad y el amor.
b. La humildad y el amor tienen más poder que la fuerza humana

V. Una mujer que quería dar el crédito a otros
A. En capítulo 5 tenemos el cántico de Débora

B. En la alegría de la victoria Débora cantó un himno de agradecimiento con la inspiración de Dios.
1. ¿A quién dio el crédito? ¿A ella misma?
2. Ella dio su agradecimiento a Barac, a los nobles que le siguieron y a Jael
3. Más que a nadie, ella dio el crédito a Quién más lo merecía, a Jehová

C. Los hombres hoy en día muchas veces quieren tener el crédito por logros espirituales.
1. Algunos predicadores dicen– «He bautizado a 5,000,» «Tengo mi doctorado,» etc.

D. Si logramos algo, es Dios quién lo ha hecho todo – Jamás lo olvidemos

Conclusión – ¿Usted quiere tener victoria?
A. Aquí una lección de hace más de 3,000 años

B. Lecciones
1. Escuchemos a mujeres sabias
2. Vemos como ser sabios – e; ejemplo de humildad y amor de Débora.
3. Siempre confiemos en Dios y demos gloria a El.

C. Dos tipos de vida
1. La egoísta – no toma en cuenta a Dios, sin obedecerle
2. La de amor – entregar la vida a Dios

D. ¿Cual quiere usted?– Marcos 16:16.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This