¿Cómo tener confianza de la salvación?

¿Cómo tener confianza de la salvación?

Intro.
A. Hace tiempo yo estuve en Alabama dando una serie de estudios bíblicos. Allí había un buen hermano, anciano hace muchos años. Ha dado su vida para servir al Señor. Alguien le preguntó ¿»Podemos tener confianza de nuestra salvación»? El dijo «no.» «No sé si voy al cielo o no.»
B. Otra buena hermana me dijo, «no soy si soy bastante buena para ir al cielo»

C. Hay muchos buenos cristianos: cuando piensan en el fin de sus vidas, en vez de ser consolados, se llenan de espanto y preocupación.

D. Estas dudas de nuestra salvación nos hacen perder nuestra influencia como la sal de la tierra.
1. Los primeros cristianos estaban llenos de confianza, alegría. Cristo iba a salvarles
a. Pablo dijo: «el morir es ganancia» (Fil. 1:21)
b. Apoc. 14:13: ‘Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Si dice el Señor, descansarán de sus trabajos.»
c. Un observador romano de los primeros cristianos dijo, «cuando mueren, en vez de estar tristes, tienen una celebración pensando haberse ido a un mejor lugar.»
2. Esta confianza les hizo ser la sal de la tierra: ¡que atractivo esta confianza, esta certeza de victoria! No debe sorprendernos de que en pocos años conquistaron el mundo con el mensaje de amor y confianza de Jesucristo.
3. Cuando decimos como el buen anciano, «no puedo tener confianza de la salvación,» «no sé si soy bastante bueno para ser salvo.» ¿con este espíritu pensamos poder ser la sal de la tierra?
a. Por esta razón algunas iglesias están estancadas. ¡No son saladas!
b. no tienen confianza de victoria ni aquí, ni en el futuro

E. El plan del estudio: Analizar los siguientes puntos:
1. Dios quiere que tengamos confianza de nuestra salvación
2. Conceptos erróneos en cuanto a la seguridad de la salvación
3. ¿Cómo tener un concepto correcto y saludable?
I. ¡Dios quiere que tengamos confianza de la salvación!
A. ¿Se ha dado cuenta de la importancia que la Biblia da a la esperanza?

B. Algunos pocos textos
1. Tito 2:11,12 ¿Cómo debemos vivir? ¿qué nos motiva? vs. 13
a. ¿El pensar en la segunda vendía debe llenarnos de incertidumbre o de confianza?
2. Hebreos 6:11,12 ¿Cómo versículo 11 describe nuestra esperanza?
a. Tuvieron que no dejar a Cristo para tenerla. Pero al estar en Cristo, ¡la tenían!
3. Hebreos 6:17-19
a. La interpretación de la frase, «dos cosas» es un poco difícil – quizás tiene que ver con la promesa y con el juramento.
b. ¿Qué clase de consuelo Dios quiere que tengamos? ¿fuerte? ¡fortísimo!
c. ¿De qué sirve esta esperanza? es una ancla
i. Da estabilidad frente a las tormentas
ii. Si tenemos confianza de la salvación, no importa la tormenta, sabemos estar en camino al cielo.

C. ¡Dios quiere que tengamos esta ancla! ¡La necesitamos! para estar firmes en las tormentas, para ser la sal de la tierra, para vivir…etc.

D. ¿Cómo Satanás ha quitada la ancla?

II. Conceptos erróneos en cuanto a la seguridad de la salvación: un extremo y el otro
A. Un extremo – el calvinismo: una teoría de Juan Calvino, se encuentra mucho en el mundo evangélico
1. Dicen, «Una vez salvo, siempre salvo,» «No importa lo que uno haga.»
2. Un predicador calvinista dijo: «Si un cristiano muere borracho y cometiendo la fornicación, todavía irá al cielo.»
3. Por qué lo creen es muy complicado, no hay tiempo para analizarlo profundamente.
4. Textos que refutan el concepto – son muchos
a. 2 Pedro 2:20-22
b. Gálatas 5:4, «De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis, de la gracia habéis caído.»
c. Centenares de advertencias de no volver atrás,
i. El libro entero de Hebreos – Su propósito es advertir a los cristianos judíos acerca de volver atrás y perder el descanso de Dios.
ii. ¿Por qué la advertencia de no perder el descanso de Dios, si fuera imposible hacerlo?

B. Hermanos fieles han luchado en contra de este error
1. Es posible volver al vómito, posible que el cristiano llegue a estar en «hiel de amargura y en prisión de maldad.» (Hechos 8:23)
2. 2 Pedro 1:10, «Tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección, porque haciendo estas cosas, no caerás»
a. Buena exhortación que el calvinista no podría dar. ¡Pedro no era calvinista!
b.Tenemos la obligación de hacer firme nuestra vocación y elección
3. El calvinismo es un error

C. Otro error: que produce la incertidumbre que mencionamos al principio. Es tan erróneo tan dañino que el primero.
Concepto que hay que estar completamente maduro en todos los aspectos de servicio a Dios para tener esperanza para ir al cielo.
1. Según este concepto, la condición de salvación es entenderlo todo, dominarlo todo, no faltar más crecimiento.
2. Problemas con este concepto
a. No toma en cuenta el principio de crecimiento
i. Nadie lo entiende todo al llegar a ser cristiano (carcelero, eunuco, gente en el día de pentecostés, etc.)
ii. La vida es una vida de crecer, aprender – no llegamos en este mundo a «10 puntos» en cada aspecto de crecimiento espiritual.
iii. Filipenses 2:12-14
iiii. 2 Pedro 3:18 «creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.»
iiiii. ¡se crece en conocimiento! ¡no lo tiene todo de una vez!
b. Nadie iría al cielo si tuviéramos que alcanzar 10 puntos en cada aspecto de crecimiento.
3. Este error produce los males que hemos mencionado: la incertidumbre, falta de crecimiento, falta de fe. Si no pensamos tener confianza de victoria, ¿para qué pelear?

III. Como tener el concepto correcto de la seguridad de nuestra salvación
A. Entender las verdaderas condiciones de la salvación: ¡Si hay condiciones a pesar de la falsa doctrina de los calvinistas! ¡Pero la condición no es completa, instantánea madurez espiritual!
SE PUEDE RESUMIR LAS CONDICIONES NUESTRAS EN DOS PUNTOS

1. Estar en Cristo: «Ninguna condenación hay para los que están en Cristo.» Romanos 8:1,2
a. ¿Cómo se llega a estar en Cristo? ¡Ser bautizado en El!
b. Gálatas 3:26,27; Romanos 6:3,4
c. ¿Usted por la fe ha sido bautizado en Cristo para perdón de los pecados?
d. No. No tuvo que entenderlo todo al ser bautizado, pero sí tuvo que haber hecho la decisión para arrepentirse y ser bautizado con el bautismo de Cristo, el que es para perdón de pecados.
e. Si así ha aceptado la gracia de Dios al creer en el y ser bautizado, ha cumplido con la primera condición.

2. Estar creciendo en El:
a. 2 Pedro 1:5-7, pero entonces 8
i. Estas cualidades tienen que estar en nosotros en alguna medida. Pero no es razonable imaginar que estén todas en nosotros al nivel de «10 puntos,» porque el texto dice que tenemos que abundar en ellas, o sea, crecer en ellas.
b. Si está en Cristo, su salvación no es asunto tanto de «hasta cual nivel haya llegado»
i. Algunos, por falta de educación, inteligencia, jamás pueden alcanzar el nivel de algunos – ejemplo – la viuda pobre de Lucas 21.
c. La clave es, ¿está creciendo?, ¡si está abundando en Cristo!
3. Pregunta: ¿Ha sido bautizado en Cristo? ¿Está creciendo en El a pesar de tropiezos y defectos? Entonces, ¡Dios quiere que tenga certeza de la salvación!

B. Entender que somos de la familia de Dios
1. ¿Cómo estamos con nuestros hijos?
a. Les advertimos de las consecuencias de desobediencia. Decimos «Si quiere vivir en este hogar, tiene que obedecer y sujetarse a las reglas.»
b. Les castigamos cuando desobedecen. «qué hijo es aquel a quién el padre no disciplina» (Heb. 12:7)
c. Pero, ¿exigimos completa madurez en forma instantánea o si no, les botamos de la casa la primera vez que se equivocan?
d. Deben saber que si se rebelan completamente en contra a nuestra autoridad, tendremos que pedir que se vayan del hogar y podemos desheredarles, quitarles su herencia.
e. Pero no queremos que anden temblando, pensando que por cualquier descuido, les vayamos a desheredar y botar de la casa.
2. Así ha sido Dios con nosotros sus hijos,
a. Nos habla de las consecuencias feas de la desobediencia. Nos dice que si queremos estar en Su familia, tenemos que obedecerle y sujetarle a Sus reglas.
b. Nos deja saber que si nos rebelamos completamente en contra de Su autoridad, si volvemos al vómito, el nos va a desheredar y así podemos perder la salvación.
c. Pero a la vez siempre ha mostrado la paciencia con los que están en él y están creciendo.
3. El ejemplo de los apóstoles:
a. ¡Cuantas fallas tenían! querían ser los más grandes, no entendían el reino, Pedro, etc.
b. ¿Les desheredó inmediatamente? ¿Les botó de su reino?
i. Uno sí, Judas, ¡se rebeló completamente!
c. Pero los demás, a pesar de defectos, se esforzaban en crecer
d. Fíjese en lo que dijo Cristo de ellos
i. Juan 17:6 «han guardado tu palabra» ¿completamente? cheques en lista de control? no, pero, a pesar de tantos defectos, falta de crecimiento, tenían el espíritu de obediencia, querían obedecer.
ii. Mateo 19:28 «Jesús les dijo, De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de Su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentares sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.»
e. Ver como Jesús vio a los apóstoles es ver cómo el nos ve hoy, si estamos en él y creciendo

Conclusión:
A. Quiero hacer dos aplicaciones muy distintas de esta lección conforme a la siguiente pregunta: ¿Está en Cristo y está esforzándose a creer en El?

B. Si contesta sí, quiero que el mensaje sea de consolación y esperanza. ¡Está en el camino al cielo!
1. Yo estoy en este camino
2. Es verdad que, como en algún hogar, si me rebelo completamente en contra de mi padre, el me desheredara.
3. Yo no pienso rebelarme así, entonces ¡tengo confianza!
4. Podemos, debemos tener el mismo espíritu de confianza de los primeros cristianos.
5. Debemos poder cantar con confianza «A Sion caminamos» no, «A Sion caminamos quizás»

C. Pero si contesta no a la pregunta. Si no ha sido bautizado en Cristo y si no está creciendo en El, el mensaje debe llenar de espanto y terror.
1. ¿No ha sido bautizado en Cristo? No está en el, no ha sido adoptado. No tiene herencia
a. ¡Puede hacerlo hoy! Hay agua disponible
2.¿ No está creciendo en él? No asistiendo, no leyendo, no orando, dejado de luchar
a. ¡Está en hiel de amargura y prisión de maldad!
b. debe arrepentirse de su maldad «ruega a Dios si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón»
c. Si ha sido bautizado, pero no está creciendo en él, puede volver a él hoy

C. ¿Cuáles de las dos aplicaciones es para usted? Los que estamos en Cristo y creciendo, demos gloria a Dios.

D. Si no, ¿Podemos ayudarle? ¿Para qué seguir un día más perdido?

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This