Lección 5


¿Cómo Puede Jesús Ayudarme
a Comprender a Dios?

       Por Su muerte en la cruz, Jesús hizo posible el perdón de nuestros pecados. Cuando los pecados son perdonados, ya no estamos en peligro de la pena de muerte espiritual.

    "Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira" (Romanos 5:9).

       Pero, necesitamos más que el perdón. Es preciso que lleguemos a gozar de la amistad íntima que existía entre Dios y el hombre antes del pecado.


Requisitos de
Una Relación Íntima

       Si vamos a tener una relación íntima con Dios, tenemos que comprenderle y sentirnos cómodos al acercarnos a Él. Pero es una tarea difícil porque Dios es infinitamente poderoso, sabio y santo. Es Creador de todo, mantiene todas las cosas y conoce todas las cosas. Es eterno, inmortal e invisible. Es Espíritu (Juan 4:24) y como Espíritu no tiene carne ni huesos (Lucas 24:39). ¿Cómo el hombre finito y mortal puede comprender a un Ser infinito como Dios? Al pensar en la naturaleza de Dios, el salmista escribió,

    "Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mi; Alto es, no lo puedo comprender" (Salmos 139:6).

       Pero, si pudiéramos comprender a Dios, ¿cómo podríamos acercarnos a Él? Al presentarnos en una corte civil, necesitamos a un abogado para representarnos. ¡Cuánto más necesitamos la ayuda de un abogado o un intercesor para acercarnos a Dios! Job expresó esta necesidad en uno de los libros más antiguos de la Biblia:

    "Porque no es hombre como yo, para que le responda, y vengamos juntamente a juicio. No hay entre nosotros árbitro que ponga su mano sobre nosotros dos" (Job 9:32,33).

       ¡Jesús es este árbitro!

    "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2:5).


Jesús Revela a Dios
a los Hombres

    "A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer" (Juan 1:18).

       Pablo escribió lo siguiente acerca de Jesús:

    "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad" (Colosenses 2:9).

    "el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas" (Hebreos 1:3).


Jesús Representa
al Hombre Frente a Dios

       Al venir al mundo para ser hombre, el Hijo de Dios no solamente reveló la Deidad a nosotros, sino también vino a ser nuestro Hermano para poder representarnos delante de Dios.

    "Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro" (Hebreos 4:15,16).


Nuestra Relación
con Dios en Cristo

       Por la ayuda de Jesús somos el templo de Dios y Su sacerdocio.

    "Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, más para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo" (1 Pedro 2:4,5).

       Somos los hijos de Dios en Cristo.

    "Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos" (Gálatas 3:26,27).

       Cuando Jesús está en nosotros, Dios está en nosotros. Jesús oro...

    "Yo en ellos, y tú en mi, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mi me has amado" (Juan 17:23).

       Cuando estamos en Cristo, estamos en Dios.

    "Porque habéis muerto, y vuestro vida está escondida con Cristo en Dios" (Colosenses 3:3).


Las Bendiciones de Dios para Nosotros
Se Encuentran en Jesús

    "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo" (Efesios 1:3).

    "Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él," (Efesios 1:4).

    "En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia" (Efesios 1:5-7).

    "En el también vosotros habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa" (Efesios 1:13,14).

       Solamente por Jesús tenemos el derecho de hablar con Dios en la oración. Jesús dijo a sus discípulos...

    "...y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé" (Juan 15:16).

       En Cristo, Dios da la vida eterna.

    "Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo" (1 Juan 5:11).


Jesús es el Único Camino

    "El que tiene al Hijo, tiene la vida: el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida" (1 Juan 5:12).

       Jesús afirmó sin reserva ser el único camino a Dios.

    "Jesús le dijo, Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi" (Juan 14:6).

       Este hecho nos muestra que es esencial estar en Cristo. ¿Está usted en Cristo?

    "Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos" (Gálatas 3:27).

    "Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo" (2 Juan 9).

       Siempre estamos dispuestos a ayudarle a aceptar la gracia de Dios.


       Si quiere profundizar un poco...

¿Es Un Mito la Historia
que Tenemos acerca de Jesús?

       Algunos agnósticos del siglo 19 y unos de hoy en día han tratado de decir que la historia que tenemos acerca de Jesucristo en el Nuevo Testamento es un mito. Pero, afirmar que la historia de la vida de Jesús en los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan es una leyenda es ignorar ciertos hechos.

       * Leyendas y exageraciones requieren mucho tiempo para desarrollarse. No se pueden pasar por hechos, leyendas que describen sucesos de años recientes. Por ejemplo, no podríamos escribir una ficción acerca de un hombre que vivía en un pueblo cercano en el año 1970 afirmando que tal hombre resucitó a personas de entre los muertos frente a centenares de testigos y tratar de pasar esta ficción por hecho porque habrían hombres del pueblo que podrían contradecir esta ficción.

       Hay mucha evidencia que los libros de Mateo, Marcos y Lucas fueron escritos solamente unos 30 años después de la muerte de Cristo y que Juan fue escrito como 65-70 años después de tal fecha. Si estos libros contuvieran mentiras y leyendas, habría gente que habría expuesto los libros como tales. Es que no transcurrió bastante tiempo entre los hechos de Jesús y los primeros libros novotestamentarios para desarrollar "leyendas".

       Existen algunas leyendas y exageraciones acerca de la vida de Cristo escritas en el segundo siglo, unos 150 años después de Cristo. Estas leyendas están llenas de cosas ridículas y absurdas. Cuando comparamos las historias que tenemos en los libros del Nuevo Testamento con estos mitos fantásticos, podemos tener confianza que tenemos en los libros bíblicos una historia confiable.

       "La sinceridad de las historias bíblicas acerca de Jesús apoya su fiabilidad. Por favor, léase la siguiente afirmación de un autor de la Biblia. ¿Parece mito, leyenda o fantasía?

    "me ha parecido también a mi, después de hacer investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo" (Lucas 1:3).

       Los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan no tienen las características de mitos o leyendas sino las del verdadero testimonio.


¿Puede Usted contestar
estas preguntas de Lección 5?


1. Job expresó su necesidad de tener un para poner mano sobre él y Dios (Job 9:32,33).


2. Jesús es el unigénito Hijo de (Juan 1:18).


3. Jesús ha conocido los sentimientos y tentaciones del hombre pero vivió sin (Hebreos 4:15).


4. La persona que no tiene al Hijo no tiene la (1 Juan 5:12).


5. Nadie viene al sino por Jesús (Juan 14:6).


SEGUNDA PARTE: Algunos de los versículos citados en las siguientes preguntas no se encuentran en esta lección. Con su Biblia, encuentre algunas de las bendiciones que podemos tener por medio de Jesús.

1. Dios bendice al cristiano con toda espiritual en los lugares celestiales en Cristo (Efesios 1:3).


2. Tenemos por su sangre, el de pecados (Efesios 1:7).


3. En el somos sellados con el de la promesa (Efesios 1:13).


4. Por medio de Cristo, los judíos y gentiles tenemos por un mismo Espíritu al Padre (Efesios 2:18).


5. Dios nos reconcilió consigo mismo por (2 Corintios 5:18).


6. Somos de Dios por fe porque hemos sido en Cristo (Gálatas 3:26,27).


7. Pablo quería que los escogidos obtuvieran la que es en Cristo Jesús (2 Timoteo 2:10).


8. La eterna está en el Hijo de Dios (1 Juan 5:11).


TERCERA PARTE: ¿Qué términos se emplean en los siguientes versículos para referirse a Cristo?

1. El único entre Dios y los hombres (1 Timoteo 2:5).


2. El sumo (Hebreos 4:14).


3. El , y la y la (Juan 14:6).


4. Es nuestra (Efesios 2:14).


Por favor, rellene los espacios en blanco con sus datos para que podamos enviarle su calificación.

                                                                           obligatorio

Nombre
Apellido(s)

Dirección Electrónica


ejemplo@ejemplo.com

Ciudad
Provincia, Estado o Dpto.
País


(Pulse este bóton para enviarnos sus respuestas.)




(De la página web http://www.creced.com)